El Ayuntamiento colocará 70 nuevas papeleras a lo largo de todo el municipio

Por otro lado, la empresa concesionaria de limpieza ha comenzado ya a arreglar las tapas y los mecanismos de apertura de los contenedores que estaban rotos a requerimiento del gobierno municipal.

Un operario prepara una de las nuevas cubiertas para contenedores.

El Ayuntamiento de Salobreña ha adquirido 70 nuevas papeleras que se van a colocar a lo largo de todo el municipio en los próximos días

La adquisición de estas nuevas papeleras está enmarcada dentro del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles aprobado en el pleno del pasado mes de mayo gracias al superavit de 3,4 millones del ejercicio económico de 2018

El concejal de Medio Ambiente ha explicado que la instalación comenzará por la Pontanilla para, tras la colocación de los nuevos bancos, completar las tareas en esta zona. A continuación le tocará el turno al Casco Antiguo y la zona comercial y así hasta completar todo el municipio y sus anejos.

Las papeleras son metálicas y cuentan con una tapa que impide que entre la lluvia o el viento y saque los restos del interior. Además, la bolsa está escondida dentro por lo que se mejora la estética. Cuenta, asimismo, con tornillos que sólo se pueden abrir desde dentro, lo que evitará que se arranquen de su sitio en el caso de algún acto vandálico

Por otro lado, la empresa concesionaria del servicio de limpieza en Salobreña, CESPA, ha comenzado ya a arreglar las tapaderas y los mecanismos de apertura de una veintena de contenedores que estaban rotos. El Ayuntamiento le requirió esta acción a la empresa como parte del cumplimiento de las condiciones del contrato.

De manera paralela, Contenur ha cedido al municipio nuevos contenedores que, aunque mantienen la capacidad de 3.000 litros, son más bajos y más anchos por lo que, además de mejorar la estética, se gana en seguridad -ya que restan menos visibilidad- y en comodidad a la hora de introducir las bolsas dentro del contenedor. Los camiones de recogida están haciendo pruebas para comprobar la compatibilidad con los nuevos containers.

RECUBRIMIENTO DE MADERA EN EL CASCO ANTIGUO

También a modo de prueba, se han comenzado a revestir los contenedores situados en el Casco Antiguo, entre las calles Juan XXIII y Al-Salam. Con esta acción se pretende eliminar el impacto visual que provoca el contenedor en la calle. Si estas primeras pruebas son aceptadas por los vecinos se extenderá por todo el Casco Antiguo.