El Ayuntamiento cierra los parques y zonas de ocio del municipio e insta a los alumnos a que se queden en casa

La alcaldesa anuncia una flexibilización en el cobro de impuestos, tasas o gravámenes durante el tiempo que dure la crisis por el coronavirus.

Zona infantil del parque La Fuente.

En el tercer día tras la constitución de la comisión de seguimiento de la crisis y ante la creciente preocupación por la situación en torno al coronavirus, el Ayuntamiento ha tomado una serie de determinaciones drásticas para contribuir a que la población se quede en casa, que es, hoy por hoy, la mejor forma de combatir la propagación. A media mañana se decretaba el cierre de los parques y zonas de ocio, al tiempo que la alcaldesa se reunía con representantes de los empleados municipales a fin de buscar fórmulas que faciliten en aquellos casos en que sea posible realizar el trabajo desde casa, y también con diferentes colectivos para informarles sobre la situación y las recomendaciones en torno a la situación.

Al mismo tiempo, María Eugenia Rufino se ha dirigido por carta a los padres y madres de alumnos de los centros educativos del municipio ante la orden de cierre decretada por la Junta que entra en vigor a partir del lunes. En la misiva, que ha enviado a los equipos directivos para que éstos las trasladen a las familias de sus respectivos centros, envía en primer lugar un mensaje de calma y tranquilidad, pero también hace un llamamiento para que extremen las medidas de autoprotección y que “actuemos con civismo y sentido común”, siguiendo en todo momento las indicaciones que se están dando desde lasa distintas autoridades.

Recuerda que el cierre de los colegios es una medida importante de contención del virus y “no un periodo vacacional”, por ello pide a las familias que actúen con responsabilidad manteniendo el ritmo de los escolares respecto a horarios y actividades, teniendo en cuenta además que los niños son superportadores del virus y la mejor manera de prevenir es mantenerlos en sus casas.

Posteriormente. la alcaldesa ha hecho una declaración institucional ha explicado la necesidad de liderar una comisión de seguimiento ante la situación cambiante que minuto a minuto se va produciendo y poder ir tomando las mejores decisiones pensando siempre en la ciudadanía, así como, al ser el Ayuntamiento un gran centro de trabajo, adoptar medidas de prevención dirigidas a los trabajadores municipales y por tanto también para la ciudadanía.

Se hizo un Bando, se activó el protocolo de prevención de riesgos laborales y se han ido emitiendo decretos cada vez más restrictivos en función de la evolución de la situación.

Ha reiterado la intención del ayuntamiento de ser absolutamente transparentes y mantener una coordinación y colaboración permanente con el resto de administraciones.

Rufino ha pedido también responsabilidad a la hora del consumo responsable, ya que “el abastecimiento en supermercados y tiendas está garantizado y las compras compulsivas sí podrían producir un problema de falta de género.

Ha dicho que cuando todo esto acabe habrá que plantearse el alcance económico de esta tragedia, aunque “ahora hay que centrarse en que el coste en salud y en vida sea el menor posible”.  SE están tomando decisiones en función de cómo se desencadenan los acontecimientos, señaló para añadir que el Ayuntamiento quiere ser ejemplo como administración pública y tomar cuantas medidas sean necesarias “para proteger a nuestra población”. En el ámbito económico, la alcaldesa ha firmado hoy un decreto de flexibilización del pago de deuda económica de los vecinos, léase impuestos o tasas, para que se congelen y se mantenga el periodo de pago en voluntaria el tiempo que sea necesario.

Parafraseando a las autoridades sanitarias ha insistido de nuevo en la necesidad de aplicar el sentido común quedándonos en casa, recordando que “aunque esto suponga una especie d paro en nuestras vidas es por nuestra propia protección”.

En cuanto al posible endurecimiento de medidas apeló a la solidaridad sobre todo con las personas mayores, más vulnerables. “Estoy segura que si tenemos que hacer un llamamiento público a esta solidaridad ahí estaremos todos y todas”, concluyó

Además de todo esto, la alcaldesa informa de que como medida preventiva a consecuencia de la situación y evolución del Coronavirus (COvid-19), ha decretado la suspensión temporal de la atención presencial al público desde el lunes 16 hasta nuevo aviso.

En otro orden de cosas, El centro de Atención temprana a la Infancia, con sede en Salobreña, ha suspendido hasta fin de mes sus tratamientos a los niños que atiende. La empresa Ferrovial, encargada de la limpieza en el municipio, ha iniciado un plan de cochque de limpieza y desinfección de los centros y servicios municipales que permanecen cerrados desde ayer. Y, por otro lado, la Asociación Calibre 18680 ha emitido un comunicado reiterando la suspensión ‘sine die’ de la VII Muestra de Cine Negro y Denuncia Social de Salobreña, firmado por su presidente, el escritor Juan Madrid.