Dos actos vandálicos atentan contra símbolos de la memoria histórica en Salobreña

Un cuadro de la exposición sobre la represión franquista fue rajado en la Biblioteca, a la vez que se arrancó una placa de señalización de la desembocadura del Guadalfeo como Lugar de Memoria Histórica. 

Daños en el puente del Guadalfeo.

La Asociación y Club Senderista La Desbandá ha denunciado dos graves actos vandálicos ocurridos el pasado fin de semana en Salobreña contra símbolos vinculados a la memoria histórica. Por una parte, ha sido destruida una pintura que formaba parte de la exposición ‘1936. Esperanza, conspiración y muerte en la retaguardia’, en la Biblioteca Municipal, y por otra, se ha arrancado una placa colocada recientemente en la desembocadura del río Guadalfeo en memoria de la Desbandá.

El atentado contra la obra de arte fue descubierto el pasado domingo en el transcurso de una visita guiada realizada a la exposición por los integrantes de la marcha memorialista, que ese día llegó a Salobreña. Uno de los cuadros de la muestra fue rajado de arriba abajo, posiblemente con un cúter. El lienzo violentado representa una imagen en la que el juez navarro José Elio es detenido por los golpistas, en una escena en la que abraza a sus hijas en el momento de la despedida.

Ya en la noche del domingo al lunes se descubrió el atentado contra una placa de señalización del Río Guadalfeo como Lugar de Memoria Democrática, declarado así por la Junta de Andalucía.


Raja en el cuadro expuesto en la biblioteca.

La Asociación y Club Senderista La Desbandá tiene previsto denunciar los hechos ante la Guardia Civil para su investigación, si bien ya lo ha hecho públicamente. Su presidente, Rafael Morales, ha expresado su “indignación total” ante unos hechos que tacha de “terroristas” y “execrables”.

De “atentado terrorista” califica la entidad memorialista el daño producido a la pintura, cuyo autor, José Ramón Urtasún, informó que en una exposición anterior, en el pueblo navarro de Corella, también fue rajado otro cuadro. El pintor no ha querido darle más importancia al hecho, que considera como “una herida de guerra”.

Para la Asociación, estos actos vienen alentados “por la competición de soflamas por parte del PP, Cs y Vox para hacerse con el electorado ‘Torrente style’”. Por ello, exige tanto una mayor vigilancia de los lugares de memoria como el endurecimiento de las penas a los actos de negacionismo o apología del genocidio franquista. Y cree imprescindible que estos partidos denuncien de forma contundente estos actos.