Después de seis meses, vuelven a concentrarse en la Pontanilla los pensionistas de la Villa

Los pensionistas salobreñeros continuarán con sus reivindicaciones en defensa del Sistema Público de Pensiones cada semana.


Por primera vez desde el comienzo de la pandemia la Plataforma de Pensionistas de Salobreña ha vuelto a concentrarse esta mañana en la plaza de la Pontanilla para continuar defendiendo el sistema público de pensiones. Unos encuentros que vuelven a celebrarse semanalmente a las 12 en ese espacio, a lo que se suma una reunión prevista para el día 29 en la Casa de la Cultura a las 10 de mañana.

Además de esta concentración de los pensionistas de la Villa, que ha reunido a más de una treintena de personas, tras más de seis meses de parálisis a causa del confinamiento se ha celebrado la IV Asamblea de COESPE (Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones), cuyos responsables en toda España se han encontrado de forma telemática para debatir el programa, el plan de acción y reforzar sus comisiones en un difícil momento para el futuro de las pensiones públicas.

Tras meses de trabajo telemático, finalmente la Asamblea se desarrolló de forma no presencial entre el viernes 4 y el miércoles 9 de septiembre. Se alcanzó la participación más alta en la historia de COESPE con una presencia de 42 de las 49 personas electas (87%); se mejoró la disponibilidad de tiempo de trabajo, pues las 12 horas previstas se han convertido en más de 25 a lo largo de tres sesiones maratonianas; y permitió deliberar con muchas más intervenciones y decidir muchas más cuestiones que nunca.

La celebración de la Asamblea ha dejado en claro que continúa bien alto el ánimo reivindicativo del colectivo, y así se ha visto plasmado también en el encuentro celebrado en Salobreña.

Volviendo a la Asamblea estatal, se ha denunciado que la altísima mortalidad que se ha producido en nuestro país entre la gente mayor, y en particular a quienes quedaron encerrados en las residencias. Esa tasa solo se explica por la degradación previa de los servicios públicos, los recortes en el gasto social y las deleznables condiciones de trabajo de las personas que atienden esos servicios, ya sea en la sanidad o en la atención a los dependientes. Una resolución específica sobre el tema recuerda que no vamos a permitir que esas víctimas sean olvidadas, ni que los que tienen responsabilidad en ello (personas y empresas), puedan salir indemnes de esos asesinatos inducidos. A lo largo de sus sesiones se ha afinado la tabla reivindicativa, que ha sido aprobada por unanimidad tras aportar cientos de contribuciones desde las asambleas de todo el país. También se ha avanzado en mejorar el funcionamiento interno del movimiento.

Afrontamos un horizonte muy peligroso. La epidemia ha producido una contracción económica, que el poder económico quiere aprovechar como pretexto para desangrar aún más los derechos sociales. En particular desde la Unión Europea se está promoviendo un plan de recuperación para ayudar a las grandes empresas a mejorar su rentabilidad, con enormes ayudas que luego pretenden sean devueltas por los estados. Los ingresos del estado deben atender en primer lugar las necesidades sociales (pensiones, educación, sanidad…), no a empresas que apenas pagan impuestos y que ya tienen enormes beneficios. Tratan de aprovechar de nuevo las crisis para enriquecerse aún más a costa de la gente. Pero como el nivel de endeudamiento de los estados ya sobrepasa el 100% del PIB, pretenden garantizar esos créditos, hipotecando los ingresos del sistema público de pensiones (que son el 40% de los ingresos de la Hacienda española). Para hacerse con las pensiones, están promoviendo una nueva reforma para bajar las percepciones de los pensionistas, alargar la edad de jubilación, romper con los mecanismos de revaloración y privatizar lo más que puedan las cotizaciones sociales (pensiones de empresa, fondos privados, etc.). La asamblea ha aprobado un ambicioso plan de acción que parte de mantener nuestras movilizaciones semanales descentralizadas en las plazas de todo el país, pero que va a promover nuevas y creativas iniciativas.