Decenas de personas apoyan en Salobreña la igualdad de derechos y oportunidades en el Día Internacional de la Mujer

“Las mujeres somos el objeto de la lucha feminista y debemos seguir sumando eslabones porque nos queda mucho camino por recorrer”, dijo la alcaldesa de la Villa antes de la lectura del Manifiesto 8 de Marzo.

Participantes en la concentración muestran la pancarta.

Decenas de personas, la   mayoría mujeres, han participado en la concentración convocada este domingo a las puertas del Ayuntamiento de Salobreña con motivo del Día Internacional de la Mujer. Miembros de la Corporación, asociaciones de mujeres y otros colectivos, así como vecinas y vecinos han acudido al llamamiento para dejar patente su postura a favor de la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres.

Abrió el acto la alcaldesa de la Villa. Para María Eugenia Rufino no sólo hoy tiene que ser ocho de marzo. “Hay que salir a la calle por lo conseguido teniendo en cuenta que el logro es de toda la sociedad, pero que también se puede perder”, advirtió, para recordar a continuación que son ya 160 años de movimientos rebeldes de lucha feminista y que “somos las mujeres el objeto de esta lucha y los eslabones de una cadena que debe continuar porque queda mucho camino por recorrer”. Una lucha, dijo, que no ha terminado y por eso hay que salir a la calle y gritar muy fuerte en pro de la unidad y también de la reflexión.

Para Rufino no se puede hablar de feminismo sin hablar de violencia de género y ahora más que nunca “nuestra respuesta tiene que ser contundente contra aquellos que nos matan”.

Concluyó reiterando que feminismo no es lo contrario de machismo, “algo que se vuelve a cuestionar y por eso ahora nuestra voz tiene que oírse también en la calle”.


La alcaldesa de la Villa deja escrito su mensaje.

Mónica Mayaud, integrante de la asociación de mujeres Tropical, fue la encargada de leer el manifiesto consensuado en la comisión de igualdad de la Federación Española de Municipios y Provincias por ayuntamientos y entes locales y regionales.

“Declaramos nuestra firme voluntad de seguir construyendo una sociedad justa con los mismos derechos y oportunidades para todas y todos”, comienza el documento, que continúa diciendo que cada Día de la Mujer salimos a la calle para hacer balance de los logros alcanzados y para exigir el cumplimiento de las medidas tantas veces acordadas que garanticen una sociedad paritaria y participativa.

Y solicita que “Renovemos nuestro compromiso con el fomento de la participación de los gobiernos locales en la elaboración y revisión de las estrategias de igualdad”.

Dice en otro párrafo que este 2020 es especialmente importante porque a la revisión de los logros conseguidos es preciso sumar su defensa y su protección.

En el manifiesto se propone “invitar a las entidades locales a adherirse a esta declaración, así como reafirmar nuestro compromiso con la ciudadanía y sus necesidades con igualdad de trato y oportunidades y con el mandato constitucional hacia una igualdad real y efectiva”

Y, por último, dotar a los ayuntamienos de los medios necesarios para poder garantizar las medidas incluidas en le Pacto de Estado contra la violencia de género.

Por parte de la asociación de mujeres Mudesa, Mari Carmen Pérez recordó a Ana Orantes, la granadina asesinada por su marido por contar la verdad de su situación, y pidió seguir luchando por la igualdad de la mujer.

El dúo Dlirium ofreció un concierto y después se invitó a los asistentes al acto a escribir mensajes por la igualdad en murales ubicados a lo largo de la plaza.