Concluye el calado del túnel La Minilla del tramo Taramay-Lobres

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


La empresa concesionaria de las obras de la autovía A-7 ha concluido esta mañana el calado de uno de los tubos del túnel de La Minilla, de dos kilómetros de longitud, correspondiente al tramo Taramay-Lobres. Se trata de un importante paso en esta obra que, una vez finalizada, permitirá completar la conexión por autovía de la zona occidental de la Costa Tropical con la capital granadina.

El tramo que une los términos municipales de Salobreña y Almuñécar tiene una longitud total de 8 kilómetros, con dos viaductos: el del Romeral, de 600 metros, y el de Molvízar, de 700 metros. Cada kilómetro del Taramay-Lobres tiene un coste de 12 millones de euros, lo que da una idea de la complicada e irregular orografía que debe sortear la infraestructura.

Este es uno de los hechos que ha destacado el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, quien esta mañana ha visitado los trabajos del túnel de La Minilla. En este marco, ha querido ser prudente en materia de plazos, aunque ha matizado que por parte de la concesionaria “se está trabajando con todas las capacidades posibles y al ritmo máximo que se puede tener”. Según el subdelegado, la obra culminará a finales del año próximo si no surgen complicaciones imprevistas.

Sobre el resto de túneles de la A-7, Cruz ha indicado que no existe complicación alguna, ni en el trazado hacia la provincia de Almería ni en el que conecta con Málaga. Por tanto, ha asegurado que a día de hoy todos los tramos que están en funcionamiento no presentan anomalías.