Comienzan los trabajos previos para la remodelación del paseo de las Flores

El proyecto recogerá la reposición integral de todo el pavimento, así como la colocación de los módulos de aseo que está pendiente desde que se realizara la rehabilitación del castillo.

Estado actual del paseo.

El paseo de las Flores de Salobreña verá en breve el inicio de sus obras de remodelación gracias a una subvención de 195.327 euros de la Diputación de Granada con cargo a los Planes Provinciales de Obras y Servicios. El ente provincial se encuentra actualmente preparando el proyecto que podría licitarse dentro de dos meses y que incluye el tratamiento de las fuentes y la entrada, así como ajardinamiento, pavimentación y alumbrado.

Según explica la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, este importe no será suficiente para acometer el proyecto total de reforma del paseo, por lo que el objetivo es realizarlo en dos fases y se buscará otra vía de financiación para la segunda. Una vez que esté redactado el proyecto global se sabrá cuál será el importe necesario para completar el trabajo.

La primera edil ha resaltado que “ha costado casi dos años de trabajo preparar el expediente para solicitar una subvención para el arreglo del paseo de las Flores”, y finalmente se ha conseguido sacar adelante mediante la modalidad de redacción del proyecto por parte de la Diputación, por lo que ya han acudido los técnicos de esta administración para realizar el levantamiento topográfico.

El proyecto recogerá la reposición integral de todo el pavimento, así como la colocación de los módulos de aseo que está pendiente desde que se realizara la rehabilitación del castillo, cuyas mejoras incluían este equipamiento, que no se podía colocar hasta que estuviese arreglado el paseo de las Flores. También se van a acometer obras de alumbrado, tratamiento de las fuentes, ajardinamiento y se estudiará junto a la Delegación de Cultura un tratamiento para la entrada.

La alcaldesa de Salobreña planteará la posibilidad de recuperar, en la medida de lo posible, algún elemento que aporte una imagen singular al ingreso al paseo, tal como ocurría con el arco de estilo árabe que existió hasta hace pocos años. Si bien Rufino reconoce que ese arco no tenía valor histórico, tal y como plantea Cultura, sí destaca el que tenía desde el punto de vista “sentimental”, por lo que apuesta por algún elemento emblemático de similares características. Así, señala que “si no es posible el arco, al menos recuperar el escudo que se encontraba en el suelo, realizado con piedra”.

El proyecto está sujeto a la aprobación de la administración superior, que vela por el entorno BIC en que se encuentra este señero enclave del Casco Antiguo, por lo que será quien marque las pautas a seguir. Si bien existe un informe previo de Cultura, el proyecto deberá incluir la oportuna autorización de este organismo, así como la incorporación de un informe arqueológico.

María Eugenia Rufino estima que “en aproximadamente dos meses”, según los plazos que maneja la Diputación, podrá estar todo listo para licitar la obra de la primera fase por el importe señalado.