Aunque no habrá desfiles procesionales, la Parroquia anima a seguir las retransmisiones de actos religiosos

El párroco de la Villa, Jorge Nieto, anima también a los salobreñeros a reflexionar sobre distintos aspectos de la vida.

Iglesia del Rosario.

Aunque resulte difícil de creer, ya que en estas circunstancias no se respira ambiente de Semana Santa, el próximo domingo es Domingo de Ramos. Es el día en que debían ponerse en marcha los desfiles procesionales en muchas localidades andaluzas y españolas, aunque fueron suspendidos hace ya algunas semanas. Sin embargo, la festividad religiosa se mantiene en pie, y en muchos lugares se celebran misas alusivas.

No será el caso de Salobreña, donde la Iglesia se va a mantener cerrada durante la Semana Santa debido al riesgo que entraña la concentración de personas. Pero el párroco de la Villa, Jorge Nieto, anima a seguir desde nuestras casas aquellos actos religiosos que se retransmiten a través de medios digitales y televisivos.

Será por tanto una semana de recogimiento, que ya se viene experimentando a lo largo de esta Cuaresma, y que según el sacerdote sirve para reflexionar sobre esta situación que está golpeando a la sociedad en muchos sentidos, “tanto a nivel personal como familiar, económico, social o moral”. En su opinión, en este encierro “todos estamos tomando conciencia de la gran responsabilidad que tenemos respecto a los demás”. Nieto espera por tanto que sirva para dar “un giro positivo” en distintos aspectos, como por ejemplo los lazos familiares, “que no apreciamos hasta que los hemos perdido en este confinamiento”, aunque sea de forma temporal. En definitiva, confía en que este periodo “nos haga mejorar en muchos aspectos de nuestra vida comunitaria”.

Por otra parte, en el marco de esta crisis sanitaria, la Parroquia de la Villa mantiene su acción solidaria, aunque lo hace colaborando en casos muy puntuales de personas que por su situación no pueden acceder a ayudas públicas, como por ejemplo inmigrantes no regularizados. En ese sentido, el ente religioso local está en sintonía con el Ayuntamiento “para que ninguna familia se quede sin lo necesario para poder subsistir”. Incluso, anima a solicitar ayuda a la Iglesia a aquellos que la necesiten, tanto a nivel material como espiritual.

Otra celebración religiosa que está próxima en el calendario son las comuniones, aunque en Granada aún no se ha decidido qué ocurrirá con ellas. Algunas diócesis las van a posponer, pero en nuestra provincia se está aún pendiente de ver cómo evoluciona la situación.