Aprobada finalmente la modificación a la ordenanza urbanística

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


Con un voto en contra y una abstención, el pleno del Ayuntamiento de Salobreña ha aprobado esta mañana la modificación a la ordenanza urbanística de ocupación de vía pública con mesas y sillas que permite a los establecimientos instalar terrazas en plazas de aparcamiento. Estos elementos se podrán implantar ahora sin límite de temporalidad, y con una ocupación de los estacionamientos proporcional a los metros del local que lo solicita.

Los portavoces de los grupos políticos expusieron diferentes posturas sobre la modificación que se llevaba a aprobación, aunque en el fondo la gran mayoría se ha mostrado de acuerdo con la medida, que tiene como finalidad ofrecer facilidades a los establecimientos de restauración en época de crisis. En este sentido, va de la mano de la modificación a la ordenanza fiscal aprobada la semana pasada, que supuso eliminar la doble tasa que pagaban los establecimientos por ocupación de suelo y por la implantación estructuras auxiliares.

El PSI ha sido el único grupo municipal que ha votado en contra por considerar que la medida no se ha presentado con responsabilidad, teniendo en cuenta que se presentaron tres propuestas distintas en diez días, y una de ellas media hora antes del pleno en el que estaba prevista su aprobación, aunque finalmente el punto se quedó sobre la mesa. Pero fundamentalmente, el portavoz Javier Ortega ha basado su voto en que se está intentando adaptar la normativa a un establecimiento que ha instalado una terraza con mayores dimensiones de las permitidas. Por tanto, cree que se está dando “cobertura legal a quien infringe la ordenanza”.

El grupo andalucista, por su parte, ha reconocido que la ordenanza tiene numerosas deficiencias y contradicciones y ha asegurado estar “radicalmente en contra” de ella, pero su portavoz José Pérez Martín ha matizado que lo que se trataba en este pleno era una modificación puntual, y no la aprobación de una nueva normativa. Por ello, ha justificado su apoyo manifestando su acuerdo con la medida de ampliar las terrazas a las plazas de aparcamiento, puesto que Salobreña es un pueblo turístico.

IU es el único grupo que se ha abstenido, según había adelantado ayer, por no estar de acuerdo con las formas en que se presentó la propuesta, pero sí en el fondo. Para el portavoz Ángel Coello hay que analizar todas las situaciones y no adaptar la ordenanza a los problemas existentes, ya que considera que los abusos que se cometieron en materia de ocupación de vía pública siguen ahí. También se ha mostrado en contra de que las tasas se les cobren a unos establecimientos y no a otros.

El grupo popular, por su parte, se ha mostrado a favor de la iniciativa por considerar que favorecerá la creación de empleo, y también “por coherencia política”, ya que según afirma la llevaba en su programa electoral. Rubén Rodríguez cree que esta modificación se ha realizado con mucha premura, y que se debería elaborar una ordenanza nueva que incluya un mapa zonal que diga en qué zonas no se pueden instalar terrazas en plazas de aparcamiento. Asimismo, ha solicitado que tras esta reforma se haga especial hincapié en la seguridad de los peatones a la hora de conceder estos permisos.

IU había condicionado su voto a que se aceptara su propuesta de que se exima del pago de la tasa de ocupación de vía pública a los establecimientos que garantizaran la creación de al menos un puesto de trabajo con la ampliación de sus terrazas. Sin embargo, la concejal de Economía y Hacienda, la socialista Mari Carmen Rodríguez, ha explicado que según la normativa estatal no son válidas este tipo de exenciones.

El último en intervenir ha sido el alcalde, Gonzalo Fernández Pulido, quien ha reconocido la premura con que se actuado para modificar esta ordenanza, y ha asegurado que su finalidad es “ordenar la chapuza” que se llevó a cabo cuando se aprobó la ordenanza durante la legislatura anterior. De ello ha responsabilizado directamente al PSI, destacando que ahora el PP se ha desmarcado, y ha insinuado que entonces se produjo una “imposición o chantaje” hacia el socio de gobierno mayoritario. El primer edil ha negado además que se pretenda favorecer a un particular en detrimento de otros comerciantes.

Respecto a las críticas de IU sobre que en algunas zonas no se cobre la tasa de ocupación de vía pública, como por ejemplo el Casco Antiguo, Fernández ha justificado que lo que se pretende es combatir el despoblamiento de esa zona y promover la implantación de establecimientos de restauración. Coello se ha mostrado de acuerdo con ello, pero no considera justo que se considere de la misma forma a los núcleos de La Caleta y Lobres.