Aparecen miles de peces muertos en la playa de La Guardia

Se trata de piezas que podrían ser lachas, muy parecidas a las sardinas. Para la Guardia Civil puede deberse a un descarte de un barco pesquero, aunque Ecologistas en Acción apunta a un posible vertido.

Aspecto que presentaba ayer la playa entre el Peñón y la Guardia.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, el Seprona, investiga la aparición en la tarde de ayer de centenares de peces muertos en la orilla de la playa de Salobreña, entre el Peñón y La Guardia, aunque advierten que podría haber sido ocasionado por un descarte de un pesquero.

Según fuentes de la Guardia Civil, la investigación se inició en la tarde de ayer tras tener conocimiento del hecho y todo apunta, tras la inspección realizada, a que se pudiera tratar del descarte realizado en la zona por un pesquero debido al bajo valor económico y la falta de comercialización de la especie de peces que se han encontrado.

Se trata de piezas que podrían ser lachas, muy parecidas a las sardinas, situaciones que con anterioridad se han dado en otros puntos de la costa, al haber aparecido en la playa tras ser arrojados desde barcos faeneros. Los agentes del Seprona han tomado muestra del agua y de las piezas encontradas, descartando en un principio que la causa de la muerte de los peces sea por contaminación o vertidos en la zona. Así lo creen también desde el Ayuntamiento de Salobreña, que han restado importancia al hecho y se encargaron ayer mismo de la limpieza de la playa, pero no es el caso de Ecologistas en Acción, que considera que la causa de la muerte podría ser por un vertido en la zona, al encontrarse mezclados con plásticos y basura en toda la playa, con una longitud cercana al kilómetro.

Miembros de esta organización de Salobreña acudieron a la playa alertados por unos vecinos sobre la presencia de “miles de peces muertos”, según afirman.

Ecologistas en Acción informó a través de una nota de prensa sobre esta aparición de peces muertos en la playa de La Guardia, y en su opinión “parece muy exagerado para ser un descarte de un pesquero”. Para esta organización, las causas de esta masiva muerte podrían deberse a unos vertidos, al presentar los peces “las bocas muy abiertas y manchas a lo largo del cuerpo”, y añade que “todavía no se ha realizado la conexión con la red” que debería conducirlos a la planta depuradora de Motril. La asociación ha hecho a un llamamiento a las autoridades competentes, y ha apuntado a una investigación del Seprona a fin de que se conozca “la causa de esta muerte masiva de peces”, así como a “realizar las inspecciones que correspondan sobre los vertidos y la incidencia de los mismos en las especies piscícolas” y la flora, y “si representan o no un peligro para el baño”.