Ante la crisis del coronavirus, los auxiliares de la ayuda a domicilio en Salobreña se preparan “desde la prevención, la cautela y la tranquilidad”

La directora de Ayudan2 recalca como pautas a cumplir en todo momento la autoprotección de sus profesionales y la información veraz a los usuarios, a los que piden que eviten socializar “pero sin aislarse”

Responsables de Ayudan2.

Los auxiliares de la Ayuda a Domicilio de Salobreña siguen realizando su trabajo con las mismas pautas que lo hacen habitualmente, es decir, sus medidas de autoprotección que utilizan siempre, “sólo que ahora se visibilizan más por las circunstancias especiales”. Así lo ha manifestado Alicia Rodríguez, una de las responsables de Ayudan2, que es la empresa que presta este servicio en el municipio.

“Intentamos prepararnos desde la precaución, la cautela y la tranquilidad”, ha dicho la profesional en diálogo con Radio Salobreña, que añade que de lo que se trata es de que sus trabajadoras eviten cualquier problema que les pueda sobrevenir por no utilizar los equipos de protección.

Además, señala que lo que intentan es dar a sus paciente información veraz en todo momento, siempre desde las pautas que les marcan su empresa de prevención de riesgos y los servicios sociales comunitarios.

“Cuando desde Ayudan2 les pedimos a nuestros auxiliares una formación es porque en casos como el actual es cuando se comprueba su profesionalidad. De hecho los equipos de protección los utilizan desde siempre, pero ahora es cuando se hace más evidente por las circunstancias especiales que estamos viviendo”, nos dice Alicia, quien se apresura a añadir que siempre actúan conforme a los protocolos ya conocidos, por ejemplo no sacando a los usuarios a la calle tal como han recomendado las autoridades al tratarse éstos de uno de los principales grupos de riesgo ante el virus. Y les dicen que eviten socializar, “no que se aíslen, pero sí que eviten las masificaciones”. Y también se lo dicen a sus familias

Reconoce la responsable de Ayudan2 que las personas mayores a las que atienden están algo más preocupadas que de costumbre “y la histeria colectiva ayuda a ese nerviosismo”. Nos dice que cuando llegan sus auxiliares les preguntan “niña, me estás diciendo la verdad?” cuando las ven llegar con mascarillas, que, puntualiza, se evitar que éstos se pudieran contagiar de cualquier leve resfriado que para ellos podría se fatal.

Todos los auxiliares de la empresa están trabajando, con las medidas y cautelas de siempre, pero con la misma intención de atender a sus pacientes como siempre. “Tenemos que estar vinculados a los que nos dicte la JUnta, la Diputación y los servicios sanitarios, recalca Rodríguez, quien hace una última recomendación a aquellos que estén sanos para que no hagan acopio de mascarillas porque les pueden hacer falta a aquellas personas que sufran de alergia o estén simplemente resfriados y esos sí que las tienen que utilizar.