Salobreña se adhiere a la nueva Red de Municipios contra la Estacionalidad Turística

Hacer un frente común de todo el litoral andaluz frente a la estacionalidad turística es el objetivo de esta Red, cuyo protocolo de adhesión aprobó ayer por unanimidad el pleno.


El Pleno del Ayuntamiento de Salobreña ha aprobado un pacto local de adhesión a la Red de Municipios Contra la Estacionalidad Turística (RMET), una iniciativa de la Junta de Andalucía y la FAMP que tiene como objetivo impulsar la dinamización del sector turístico en el litoral andaluz fuera del periodo estival.

Esta Red está concebida como un instrumento de cooperación intermunicipal y territorial, de colaboración público-privada, cuya finalidad será la de hacer un frente común que favorezca todas las medidas necesarias para implantar, desarrollar y regular en todos los municipios la lucha contra la estacionalidad turística. “Los municipios litorales adheridos vamos a trabajar en una estrategia para atraer turistas fuera de la época estival”, manifestó en la exposición de la propuesta el concejal de Turismo Manuel Guirado.

Además, pretende también luchar contra la inestabilidad laboral y el déficit de formación especializada que sufre el personal que ocupa el sector turístico.

Entre los beneficios con los que contarán los municipios integrantes de la RMET se encuentra participar en campañas específicas de promoción turística, desarrollo de acciones conjuntas con la RMET que potencien el mantenimiento del empleo y que eviten el cierre de los establecimientos y servicios turísticos durante la temporada baja, intercambio de experiencias y buenas prácticas entre los municipios de la red que potencien la desestacionalización turística, así como   la interlocución conjunta con instituciones públicas y privadas.

Por su parte, las entidades locales que se adhieran a esta red también tendrán que comprometerse a ciertas acciones como favorecer la conectividad en los transportes y entre destinos de manera que se faciliten los flujos turísticos, o impulsar actividades y eventos que ayuden a desestacionalizar la oferta turística, entre otras.

También podrán adoptar medidas en materia fiscal que beneficien iniciativas emprendedoras y actividades empresariales que favorezcan la dinamización del sector, así como el fomento de determinados segmentos turísticos, como el gastronómico, un demostrado agente desestacionador.

En el turno de intervenciones, la portavoz de Ahora Sí, M Jesús Castaño, señaló que no basta con apuntarse a esta Red, sino que hay que dar buenos servicios. “Hay muchas cosas por hacer”, dijo.

“Había que pensar en un proyecto claro de qué turismo queremos para Salobreña”, indicó por su parte la portavoz de IU, Carmen López.

Y Mari Carmen Vílchez, del PP, avaló también las ventajas de esta adhesión, porque “son muchas las familias salobreñeras que viven o dependen del turismo”, puntualizó.

La alcaldesa reconoció que Salobreña tiene muchas carencias y que a partir de ahora “estamos obligados a ponernos las pilas”.

Rufino aludió a la próxima mesa de trabajo prevista con empresarios del sector náutico, el CADE y aula Mentor, donde también serán bien recibidas las aportaciones que surjan al respecto.

El punto fue aprobado por unanimidad, lo mismo que el que se acababa de debatir, referente a la solicitud de declaración de Salobreña como municipio turístico, donde la alcaldesa explicó que el motivo de hacer la petición ahora se debe a que la modificación del Decreto en Julio pasado ha suavizado las condiciones para poder optar a esta figura, que, dijo, va a suponer muchas ventajas para la Villa.

Si no supone cargas y tiene tantas ventajas, adelante, manifestó la portavoz de Ahora Sí, María Jesús Castaño, mientras los de PA, Juan Collado, y PP, Mari Carmen Vílchez, que también votaron a favor, recordaron no obstante que ya ambos habían hecho anteriormente la propuesta de solicitud. Y por IU, su portavoz, Carmen López, advirtió de la necesidad de trabajar para cumplir todas las medidas que se incluyen en el documento, relativas a atención turítica o seguridad ciudadana, entre otras.

Por otra parte, la moción presentada por el grupo andalucista solicitando una revisión a la baja del tipo impositivo del IBI salió rechazada por los votos en contra de los nueve concejales socialistas, mientras que toda la bancada de la oposición le daba su apoyo con el argumento de que los salobreñeros pagan impuestos muy elevados para los servicios que reciben.

En su exposición de motivos, la propuesta señalaba que la situación económica que hemos vivido ha provocado fuertes bajadas en los precios de los inmuebles que no se han visto reflejadas en el impuesto correspondiente, que según el PA parte de un valor irreal. Juan Collado, portavoz andalucista, señaló que la rebaja sería de un 0’10 para los años siguientes hasta quedarse en el tipo impositivo del 0’55.

Según la alcaldesa, la medida supondría una merma en los ingresos municipales de 350.000 euros a cambio de una rebaja de 17 euros para cada contribuyente en su recibo del IBI. Y ello, dijo María Eugenia Rufino, obligaría a subir tasas en servicios públicos como deportes o cultura.

La concejal de Economía abundó en este extremo y, tras puntualizar que actualmente el tipo está en el 0’80 y no en el 0’85, señaló que “los socialistas creemos que los impuestos son para dar unos mejores servicios”. Belén Sánchez reconoció que el Ayuntamiento está pagando intereses de sus préstamos por el periodo de carencia solicitado, pero añadió que los resultados económicos de los dos últimos años han sido buenos.

Las portavoces de Ahora Sí e IU coincidieron en afirmar que 17 euros de rebaja para un pensionista y para muchas familias es una cantidad importante, que el IBI hoy es muy caro y que el esfuerzo de los vecinos no se está viendo compensado con los servicios que reciben.

Para Juan Collado el problema está en que el capítulo de personal del Ayuntamiento se lleva el 60% del presupuesto, cuestionando la estructuración de la plantilla.

“A lo mejor estamos pagando los platos rotos de anteriores corporaciones”, respondió la alcaldesa antes de pasar a la votación del punto. Los tres grupos de la oposición votaron a favor, mientras el equipo de gobierno lo hizo en contra, rechazándose la moción andalucista.

La que sí se aprobó fue la presentada por IU, a la que se sumó también el PSOE, en defensia del sistema público de pensiones, en la que se pide la derogación de la reforma de las pensiones aprobada por la ley de 2013, así como establecer que por ley las pensiones no puedan estar en ningún caso por debajo del salario mínimo interprofesional.

“Se oculta que los pensionistas son un revulsivo para la economía de este país, ya que gracias a sus pensiones se mantienen los puestos de trabajo en muchos hoteles de este país durante los meses invernales”, dijo la portavoz de Ahora Sí, a favor de la moción. Y la alcaldesa, por su parte, recordó que se está jugando con la edad de jubilación.

Todos los grupos votaron a favor de la moción de IU, excepto el PP que se abstuvo.