Salobreña expresa su repulsa por los atentados en Barcelona y Cambrils

Con tres minutos de silencio y banderas a media asta, entre 150 y 200 personas han mostrado este mediodía su solidaridad con ambas ciudades y con los fallecidos y heridos.

Momento de silencio a las puertas del Ayuntamiento.

La barbarie terrorista azotó nuevamente a Europa, y esta vez nos tocó muy de cerca, ya que tuvo en nuestro país. Catorce personas perdieron la vida y más de un centenar resultaron heridas en los atentados de Barcelona y Cambrils, y la consternación invadió todos y cada uno de los rincones de España.

En Salobreña el suceso caló muy hondo, y así se ha puesto de manifiesto en la concentración celebrada este mediodía en la plaza del Ayuntamiento, siguiendo la convocatoria a nivel nacional de la Federación Española de Municipios y Provincias. A lo largo de un año se celebran varios actos de este tipo, bien para condenar atentados en otros países o por hechos de violencia de género, por ejemplo, a los que no suelen acudir más de una treintena de personas.

Pero esta vez pueden haber sido entre 150 y 200 las personas que se concentraron en la plaza Juan Carlos I para participar del sencillo acto, que ha consistido en guardar tres minutos de silencio en señal de condena al acto terrorista y también de pesar por las víctimas. Entre ellas han estado algunas de Barcelona, que han vivido el acto de forma muy emotiva. La alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, pronunció un breve discurso en el que ha que ha quedado clara la postura de toda Salobreña sobre este hecho.

Al acto han acudido todos los miembros de la corporación municipal que se encontraban en Salobreña, pues algunos están fuera de vacaciones, aunque ha habido representación de todas las fuerzas políticas. También se han acercado integrantes de diversas asociaciones y colectivos y numerosos vecinos de la Villa, además de visitantes de diversas procedencias.

María Eugenia Rufino asegura que la amenaza terrorista está sobre toda Europa y el mundo, y “sobre todos los demócratas, ya que es una amenaza contra la libertad y contra los derechos”.