Salobreña aprueba por unanimidad el Reglamento y Protocolo para actuar contra la violencia de género en el municipio

El pleno aprobó también las ordenanzas reguladoras de las casas de la Cultura del municipio y de la Escuela Municipal de Música y los precios públicos de las actividades que se desarrollan en todos estos centros.

Pleno en el Ayuntamiento de Salobreña. archivo

La corporación municipal de Salobreña ha aprobado esta mañana en pleno por unanimidad el Reglamento y Protocolo de Coordinación para la Prevención y Atención a las Víctimas de Violencia de Género. En la misma sesión se ha dado luz verde a las ordenanzas reguladoras de las tres casas de la Cultura del municipio y de la Escuela Municipal de Música, así como a las ordenanzas del precio público de las actividades que se desarrollan en estos centros.El Reglamento y Protocolo de Violencia de Género ha logrado su aprobación tras un año de intensas reuniones de trabajo de la comisión municipal formada por todos los agentes sociales e instituciones implicados en estos casos, y una vez presentado ante el Consejo de Igualdad. Salobreña se convierte así en una de las pocas localidades de la provincia en contar con esta herramienta que permitirá, según el gobierno municipal, una mayor eficacia y calidad en la acción pública para actuar contra la violencia de género.

Si bien se trata de unas acciones que “en la práctica se vienen aplicando”, este documento viene a darle forma jurídica al procedimiento para la actuación en los casos de violencia de género en el municipio. La concejal de Igualdad del Ayuntamiento, María José García, ha destacado que este documento es un “gran paso en materia de igualdad y en contra de la violencia de género en el municipio”

Los grupos de la oposición no han tenido mucho que objetar en este punto, al que han dado su voto favorable, y solo han abogado por hacer un seguimiento del desarrollo de este Reglamento y Protocolo, dejando la puerta abierta para un seguimiento y para cualquier modificación que implique una mejora. Así se ha expresado, por ejemplo, la portavoz de Ahora Sí, María Jesús Castaño, quien ha calificado el protocolo de “acertado”, aunque abogó por estar expectantes para ver cómo funciona y, en este sentido, propuso la “introducción de un mecanismo de evaluación anual”

En la misma línea se ha manifestado también la portavoz del PP, Mari Carmen Vílchez, quien anunció su voto a favor, señalando que este protocolo se tenía que haber aprobado hace años gobernase quien gobernase y excusó su ausencia en sesiones del Consejo de Igualdad “por no recibir la notificación”, debido al mal funcionamiento de la plataforma a través de la cual el Ayuntamiento envía las comunicaciones y convocatorias para este fin, señaló.

Por último, la alcaldesa María Eugenia Rufino ha destacado que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género recoja la posibilidad de que los ayuntamientos recuperen competencias sobre la materia y que dispongan de financiación. “Que las administraciones locales tengamos financiación en materia de violencia de género, porque no es una materia propia y a priori podíamos estar incumpliendo la ley, aunque es una cuestión que no nos planteamos, ya que todos los ayuntamientos lo están haciendo y el gobierno ha sido sensible al recoger esa reclamación desde la Federación española de municipios”.

Rufino ha abogado por que el Pacto “no se quede en un cajón” y se respeten sus plazos.

Junto a este tema, se han abordado las ordenanzas reguladoras del funcionamiento de las casas de la Cultura de Salobreña, Lobres y La Caleta, y de la Escuela Municipal de Música, así como las ordenanzas reguladoras de los precios de las actividades que allí tienen lugar, como los talleres de El Cultural o las clases de formación musical. En todos los casos se trataba de regular actividades que ya se venían desarrollando en estos centros municipales, pero que no estaban recogidas en ordenanzas.

La encargada de explicarlo ha sido la concejal de Cultura, Belén Sánchez, quien destaca que se ha aprovechado la reapertura de la Escuela de Música para regularizar estas cuestiones. “Sólo hay una pequela variación y es que la matrícula sube de seis a ocho euros mensuales”.

Pese a este incremento, que no ha tenido objeciones por parte de la oposición, la edil ha explicado que estos servicios culturales seguirán siendo deficitarios para el Ayuntamiento, pues cuantifica el coste anual por alumno de la Escuela de Música en 800 euros. No obstante, se asume como un servicio social que se presta a los ciudadanos, y para los casos en que no se puede afrontar el coste existen distintos tipos de bonificación. En este punto, la oposición ha planteado beneficios para familias monoparentales, aunque siempre teniendo en cuenta sus ingresos.

Por su parte, el portavoz andalucista, Juan Collado, ha solicitado que se establezca un número mínimo de alumnos para que se impartan determinados talleres, para que no se de el caso de que alguno se desarrolle con tan solo dos o tres personas. No obstante, desde el gobierno municipal se ha señalado que no se puede establecer un número general, ya que una cantidad determinada puede ser poco para un taller pero mucho para otro, según su demanda o sus necesidades de espacio. Otro factor a tener en cuenta es si los monitores son contratados por el Ayuntamiento o si imparten las clases por cuenta propia.

Por su parte, la portavoz de IU, Carmen López, echa en falta otro tipo de actividades en la oferta de El Cultural, como por ejemplo talleres literarios y otros dirigidos especialmente a los jóvenes. “La oferta actual me parece bien, pero propoingo que para el año que viene se haga una especie de encuesta entre los usuarios sobre lo que les gustaría encontrarse”.

También desde el PP han solicitado que se impartan otro tipo de talleres, mientras que Ahora Sí también ha planteado realizar un sondeo sobre qué tipo de actividades ofertar.

Las dos ordenanzas reguladoras de las casas de la Cultura, tanto la de funcionamiento como la de precios, se han aprobado con la abstención de los grupos Ahora Sí, IU y PP; en cuanto a las de la Escuela de Música, la ordenanza de funcionamiento ha obtenido unanimidad, mientras que la de precios ha salido adelante con la abstención de Ahora Sí.