Los vecinos de Salobreña se vuelcan masivamente en la donación de sangre

En Almuñécar también ha habido una histórica respuesta para ayudar a su vecino Daniel. Ambas localidades totalizaron este lunes unas 1.300 donaciones de sangre, plasma y las pruebas de médula ósea.

Momento de la donación en los bajos del Ayuntamiento.

Los vecinos de Salobreña y Almuñécar se volcaron ayer masivamente para ayudar s Daniel, el niño sexitano que necesita un transplante de médula, acudiendo en forma multitudinaria a las colectas organizadas en ambos municipios. En el caso de la Villa fueron más de 300 las donaciones realizadas por todo concepto, mientras que en Almuñécar se contabilizaron en torno a un millar.

En el caso de la Villa, cientos de vecinos acudieron a la planta baja del Ayuntamiento, donde se instaló la unidad del Centro de Transfusiones Sanguíneas de Granada. En total se realizaron 149 donaciones de sangre, 14 de plasma y 140 pruebas para formar parte del Registro de Donantes de Médula Ósea.

Entre los vecinos que guardaron cola en las instalaciones municipales estuvo también la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, quien agradeció a todo el pueblo su implicación en este gesto solidario que ayude a encontrar un donante compatible para Daniel. No obstante, más allá de este caso concreto que movilizó a toda la comarca, esta acción podría ayudar también a muchas otras personas que requieren un trasplante de médula.


Alcaldesa y concejala de Bienestar Social haciendo cola para donar sangre.

En el caso de Almuñécar, donde la unidad desplazada funcionó en horario de mañana y tarde, se totalizaron unas mil donaciones, aunque no se ha especificado cuántas han sido de sangre, de plasma o de médula. Tras conocer estos datos, la familia de Daniel se mostró “muy agradecida, contenta y esperanzada”.

Si el local habilitado para las donaciones estuvo repleto de personas durante la mañana, por la tarde la afluencia fue aún mayor. Fue tal la cantidad de gente que la concejala de Bienestar Social y Sanidad sexitana, María del Carmen Reinoso, que participó en el acto, pidió al responsable del Centro de Transfusión Sanguínea que aumentara la dotación de sanitarios para atender a todos, y así se hizo.

Sanitarios y trabajadores de este centro tuvieron que emplearse a fondo, e incluso se sumaron varios voluntarios ante la gran respuesta vecinal. Las colas de personas, lejos de reducirse, aumentaron hasta bien entrada la noche.

Ante la gran demanda faltaron las hojas de inscripciones previas a las pruebas y donaciones, y hubo que realizar pronto fotocopias para atender a todos. También hubo muchas personas que quisieron sumarse a la donación, pero no pudieron realizarla por algunos motivos de salud o por su estado.

En definitiva, fue una jornada histórica, y según afirmaba un sanitario que participó en ella, nunca se habían contabilizado cerca de mil donaciones en una jornada, “como mucho algo más de 300”. Si en todo 2016 las donaciones llegaron hasta las 8.000, ayer se lograron unas 1.300 en un día jornada entre Almuñécar y Salobreña, lo que supone todo un récord.