La Casa Roja seguirá siendo sede de los Servicios Sociales Comunitarios

El Ayuntamiento de Salobreña renueva el acuerdo para la cesión de las instalaciones a la Diputación, mientras avanza la tramitación para construcción de nueva sede en un solar municipal.

Casa Roja, sede de la Fundación José Martín Recuerda.
Casa Roja de Salobreña.

El Ayuntamiento de Salobreña celebró ayer una junta local de gobierno en la que dio luz verde a distintos asuntos del ámbito de los servicios sociales e igualdad. Por una parte, se ha renovado el acuerdo con la Diputación de Granada para que la Casa Roja continúe siendo sede de los Servicios Sociales Comunitarios, mientras avanza el proyecto para la construcción de un nuevo centro. Por otra, se ha formalizado un acuerdo para proporcionar alojamiento a mujeres víctimas de violencia de género.

En relación a la Casa Roja, que desde hace aproximadamente una década acoge el servicio a nivel comarcal, el convenio de cesión de instalaciones se renovaba cada cinco años, aunque un cambio en la normativa obliga a que se haga de forma anual. Por tanto el acuerdo tiene una vigencia de un año prorrogable.

La utilización de la Casa Roja para la prestación de este servicio pretende ser temporal, pues la Diputación ya manifestó su intención de construir un nuevo centro comarcal de Servicios Sociales en Salobreña. En ese sentido, desde el Consistorio ya se ha remitido la documentación relacionada con el solar que cederá el municipio, situado en la calle Nicolás Redondo, frente a la puerta trasera del Ayuntamiento.

La Diputación tiene varios proyectos de construcción de centros de Servicios Sociales en la provincia, y el de la Costa es una de las prioridades, según manifestó el propio presidente del organismo provincial, José Entrena. Tras la cesión del solar por parte del municipio, esta administración financiaría el 25 por ciento de la construcción y el 75 restante correría por cuenta de la Junta de Andalucía.

Por otra parte, en la junta de gobierno celebrada ayer se formalizó el acuerdo que ya tenía el Ayuntamiento con una pensión de Salobreña para alojar a mujeres que pudieran sufrir violencia de género, así como a sus hijos. Si bien era un servicio que ya se venía prestando desde el inicio de la legislatura, dirigido a mujeres que no podían volver a sus domicilios tras haber radicado una denuncia por malos tratos, con este acuerdo queda formalizado, incluyendo la manutención además del alojamiento. Según la edil de Igualdad, se trata de “una garantía más para las mujeres víctimas de violencia de genero en nuestro municipio, a las que les ofrecemos una atención integral”. Con este acuerdo, sea la hora que sea y para garantizar su seguridad, se podrá derivar a estas mujeres a este establecimiento desde la Guardia Civil, la Policía Local o el centro de salud.