José Pérez Martín presenta en la Biblioteca su libro ‘Emigración española a Hawai (1899-1913)’

Esta publicación del historiador salobreñero tiene detrás muchísimas horas de trabajo de investigación y de análisis de documentos. La cita es este jueves a las 19,30 en la Biblioteca Municipal.

José Pérez Martín.

El historiador salobreñero José Pérez Martín presenta mañana su libro ‘Emigración española a Hawai (1899-1913)’, a las 19.30 en la sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal. En el acto intervendrán también Rosa Sánchez Pérez y Domingo Armada.

La publicación de este libro tiene detrás muchísimas horas de trabajo de investigación y de análisis de documentos, y de hecho son muchas la páginas que se añaden en su formato original. Su labor se inició cuando preparaba un trabajo de investigación demográfica sobre Salobreña y encontró un dato que le llamó la atención relacionado con personas que habían nacido en lugares como California o Hawai. A ello se sumó un artículo de la Universidad de Cádiz que hablaba de inmigración andaluza a este archipiélago del Pacífico que pertenece a Estados Unidos, por lo que tiempo después decidió dedicarse a investigar sobre este tema.

Para elaborar este libro, Pérez ha tenido que acudir a archivos de todo el mundo, y de puntos tan distantes entre sí como la Isla de Madeira, Hawai, la ciudad chilena de Punta Arenas, Málaga o Vigo. Tras cuatro años de trabajo, ve la luz esta publicación en la que aparecen muchas cuestiones curiosas. El propio historiador se pregunta cómo un país que tiene superávit económico durante los primeros años del siglo XX, permite que miles de personas tengan que emigrar de forma definitiva motivados por el hambre. Ese es uno de los temas que se vislumbran en el libro, junto a la elevada mortalidad infantil que se producía durante los viajes, que podían durar entre un mes y medio y dos meses y medio. Entre los miles de emigrados, hubo también muchos salobreñeros.

Pérez Martín afirma que Hawai no era el destino específico, pues quienes se marchaban veían interesante cualquier lugar fuera de España con tal de irse. Brasil y Argentina eran los destinos mayoritarios de esa emigración, e incluso las asociaciones de empresarios, ante la necesidad de mano de obra, llegaban a pagar los pasajes. Hawai era otro destino que necesitaba trabajadores, como ocurría también en Venezuela, Chile o México. “La necesidad de salir era imperiosa, y la gente se jugaba el físico por la supervivencia”, señala el autor del libro.

Otra curiosidad radica en que las ofertas de trabajo en Hawai no se cumplieron, y la mayoría tuvo que salir huyendo por motivos diferentes que también se abordan en el libro, recalando finalmente en California para trabajar en plantaciones de frutales, entre otras ocupaciones. Algunos de estos emigrantes terminaron retornando a España, pero la inmensa mayoría nunca lo hicieron. En total, fueron unos 8.000 los españoles que llegaron al archipiélago de Hawai.