El futbolista salobreñero Francisco Pérez ya está dando que hablar con la camiseta del Granada CF

Este jugador alevín acaba de conseguir con el equipo granadino uno de los más importantes logros deportivos de este club en materia de fútbol base, al ganar la Copa de Andalucía de esta categoría.

El joven salobreñero Francisco Pérez durante un partido.

Francisco Pérez Sánchez es un jovencísimo futbolista salobreñero que ya está dando que hablar a sus once años, y que esperemos que lo siga haciendo dentro de algunos años, señal de que habrá llegado a lo más alto. Más conocido como Paquito, es jugador alevín del Granada CF, equipo con el que acaba de conseguir uno de los más importantes logros deportivos de este club en materia de fútbol base, al ganar la Copa de Andalucía de esta categoría.

Francisco empezó a jugar al fútbol a los cinco años en Salobreña, aunque posteriormente pasó por otros equipos como el Motril y el Ciudad de Granada, antes de recalar en el Granada CF, donde llegó a instancias de un entrenador del Ciudad, que lo llevó tras fichar por el club rojiblanco.

Su posición hasta ahora ha sido de central, aunque a partir del año próximo jugará fútbol 11, en el que tiene previsto desempeñarse como lateral o mediocentro, una posición que prefiere porque le permite estar más en contacto con el balón.

Pese al poco tiempo que lleva en el Granada, ya ha tenido la posibilidad de disputar eventos muy importantes, como el Torneo Promises 2017 del mes pasado, en el que se enfrentaron a los principales equipos de España con buenos resultados, incluyendo un empate frente al campeón Barcelona, y en el que llegaron a octavos de final.

Pero lo más destacado sin dudas ha sido la Copa de Andalucía Alevín, ya que por primera vez en su historia un equipo de fútbol base del Granada CF gana un campeonato andaluz. Para lograr este título el equipo ha tenido que sortear difíciles escollos, como la eliminatoria de cuartos de final ante el Pavía, con el que perdieron 5-1 en la ida, aunque consiguieron darle la vuelta en casa y ganaron 7-2. Para ello fue necesario un intenso trabajo psicológico por parte del entrenador.

Ya en la semifinal eliminaron al Málaga y en la final derrotaron al todopoderoso Sevilla. Una de las curiosidades de este jugador salobreñero es que durante este torneo, pese a realizarse en temporada estival, jugó con guantes. La explicación hay que buscarla en la suerte, ya que desde que se los puso el equipo ya no perdió.

Jugar en un equipo como el Granada es algo muy sacrificado para un niño de la Costa, ya que se tiene que desplazar allí durante varios días a la semana. Para ello debe organizar bien su tiempo para compatibilizarlo con sus obligaciones escolares.

Pese a todo, afirma que lo hace con mucho gusto y que no echa de menos tener más tiempo libre para otras actividades. Como metas en el fútbol se propone llegar a Primera División, y afirma que le gustaría jugar en el Barcelona, aunque si tuviera una oferta del Real Madrid no la rechazaría.