El Ayuntamiento dona 1.000 euros a la Asociación Granadina de Amistad con el Pueblo Saharaui

La ayuda ha sido entregada este misma mañana en un sencillo acto. Irá destinada al programa ‘Vacaciones en paz’, que cada verano trae a la Costa a decenas de niños refugiados.

María Eugenia Rufino hace entrega del cheque a Gracia Fernández, presidenta de la Asociación.

Como parte de su partida presupuestaria destinada a cooperación internacional, el Ayuntamiento de Salobreña ha realizado una donación de 1.000 euros a la Asociación Granadina de Amistad con el Pueblo Saharaui, que cada verano trae a decenas de niños refugiados del Sáhara a la provincia, incluida la Costa. Precisamente a este programa, llamado ‘Vacaciones en paz’, irá destinada esta ayuda que ha sido entregada esta misma mañana en un sencillo acto.

La encargada de recibir el cheque de manos de la alcaldesa, María Eugenia Rufino, ha sido la presidenta de la Asociación, Gracia Fernández, quien ha explicado que este programa tiene como finalidad traer a España durante dos meses al año a los niños de la República Árabe Democrática Saharaui que se encuentran en los campamentos de refugiados de Tinduf, en el desierto de Argelia. Allí viven de forma muy precaria, sin agua potable, sin luz y con importantes deficiencias alimenticias, además de soportar temperaturas de hasta 55 grados en verano.

Por todo ello, el programa ‘Vacaciones en paz’ pretende, en concordancia con las posibilidades económicas de la Asociación, traer el mayor número posible de niños para que pasen los meses de julio y agosto en España, donde son acogidos por familias que les proporcionan una buena alimentación y también reciben atención médica, además de realizar numerosas actividades lúdicas.

El Ayuntamiento de Salobreña viene colaborando ya con esta iniciativa a través de actividades que se organizan durante el verano cuando estos niños están en la Costa. Sin embargo, ha querido dar un paso más y ofrecer una ayuda económica, en la medida de sus posibilidades, aunque con la intención de que en futuros presupuestos se pueda incrementar la aportación.

El pasado verano fueron unos 120 los niños que fueron acogidos en la provincia de Granada, y de ellos una treintena en la costa granadina. Y si bien la cantidad depende en gran medida de las familias de acogida, también se requiere de un importante esfuerzo económico para sufragar el viaje y tramitación necesaria, que asciende a unos 600 euros por cada niño.

Además de este programa, la entidad realiza otros durante el año, como las comisiones médicas que consisten en trasladar médicos y odontólogos para tratar a los refugiados, dos de ellas en primavera y otras dos en otoño. Asimismo, se realiza también la ‘Caravana por la paz’, que consiste en trasladar un tráiler con donaciones, fundamentalmente alimentos y medicamentos. Por otra parte, para el mes de febrero se está organizando un viaje institucional al que se ha invitado a responsables políticos municipales y provinciales para que conozcan in situ la realidad de estos campos de refugiados, y al que ha sido invitado el Ayuntamiento de la Villa.