Comercios de la Villa aseguran haber sido timados en los últimos días por una mujer

La presunta timadora solicita dinero para pagar una supuesta medicación para su hijo. Recibe el dinero bajo la promesa de devolverlo, pero nunca se vuelve a saber de ella.

Avenida del Mediterráneo.

Algunos comercios de Salobreña han dado la voz de alarma sobre un presunto timo que los ha afectado. Se trata de una práctica recurrente, a través de personas que se aprovechan de la buena voluntad de otras que lo único que quieren es ayudar a alguien que aparentemente está en un apuro.

En los últimos días, al menos dos comercios de la Villa situados sobre la avenida del Mediterráneo aseguran haber sido engañados por una persona, en este caso una mujer que se presenta muy bien vestida y que relata estar pasando por una situación complicada, con un hijo enfermo, y señalando que necesita la cantidad de 47,50 euros para pagar una medicación. Recibe el dinero bajo la promesa de devolverlo poco después, pero nunca se vuelve a saber de ella.

Si bien estos comercios han acudido a la Guardia Civil, es complicado radicar una denuncia ya que la entrega del dinero ha sido voluntaria. No obstante, se puede dejar constancia del caso para que, en caso de que se repita en varias ocasiones, se pueda realizar una investigación.

Antonio Fuentes, integrante de la Asociación de comerciantes y Empresarios Acesa, señala que es habitual que se presenten personas en los comercios solicitando dinero para diferentes causas, e indica que en caso de sospecha ante un posible timo hay que avisar a las autoridades. Señala además que las personas que se dedican a este tipo de timos no solo están cometiendo un delito, sino que están estigmatizando a otras que puedan tener una necesidad real, y que se ven perjudicadas por la desconfianza que se genera.

El verano es la época en la que más se dan estos casos, debido a que hay mayor movimiento de gente y por tanto los autores pueden pasar más desapercibidos, además de que los comercios suelen tener más dinero en la caja.

Entre los comerciantes de la Villa existe intercomunicación vía whatsapp, mediante la cual pueden estar alerta ante situaciones de este tipo, o por ejemplo cuando algún cliente intenta colocar un billete falso.