Aprobada la solicitud a la Diputación para rehabilitar el paseo de las Flores

El proyecto de esta actuación, con cargo a los planes provinciales, incluye nueva pavimentación, jardinería y arreglo de fuentes ornamentales, buscando recuperar el esplendor que tenía el espacio décadas atrás.

Imagen de archivo de uno de los rincones del Paseo de las Flores.

El Ayuntamiento de Salobreña celebró ayer una junta de gobierno extraordinaria y urgente para aprobar la solicitud, dentro de los planes provinciales de Obras y Servicios de la Diputación, de una actuación para rehabilitar de forma integral el paseo de las Flores. La intervención planteada por el gobierno municipal, cuyo presupuesto asciende a 195.000 euros, persigue que este emblemático espacio del casco histórico recupere su antiguo esplendor y la fisonomía que tenía algunas décadas atrás.

El proyecto, que en los próximos días iniciará su proceso de redacción, consiste en la mejora del firme mediante la sustitución de la pavimentación, junto a la puesta en valor de las fuentes ornamentales que desde hace mucho tiempo no funcionan y arreglos de jardinería que permitan “recuperar el aspecto que tenía hace veinte o treinta años”, según explica el concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento, Javier Ortega.

La solicitud aprobada ayer ha sido remitida ya a la Diputación Provincial, y si bien requiere un informe favorable de Cultura por tratarse de una actuación incluida en un entorno BIC, se estima que no supondría mayores dificultades. A partir de entonces se abrirá el proceso normal de licitación de la obra, por lo que el edil estima que podría iniciarse para finales de 2018 o principios de 2019.

En lo referente a las fuentes ornamentales del paseo de las Flores, se procederá a cambiar su sistema de circulación de agua, que en la actualidad no es rotatorio, motivo por el que han dejado de funcionar por el alto consumo de agua que generaba.

La idea “no es cambiar el aspecto del paseo de las Flores mediante un concepto nuevo, sino recuperar la estética y funcionalidad que tenía el espacio como lo hemos conocido siempre, cuando estaba en condiciones mucho mejores que ahora”, explica el edil. Para ello se añadirá iluminación que resalte determinados elementos, mientras que la pavimentación de baldosas de barro que existe actualmente, muy deteriorada en algunos puntos, se sustituirá por una completamente nueva, pero “simulando la que había”. Además, debido a su emplazamiento en un lugar emblemático, se pretende mantener la concordancia con el resto de elementos que rodean al paseo, como el castillo o la piedra del promontorio que se encuentra a la vista.

Del presupuesto estimado de casi 195.000 euros, correspondiente a la bianualidad 2017-2018, el Ayuntamiento aportará el 35 por ciento y el resto será afrontado por la Diputación Provincial. Dentro de las posibilidades que existen para realizar este tipo de actuaciones, se ha optado por una mixta en la que el Consistorio redactará el proyecto y dirigirá la obra, mientras que el ente provincial será el encargado de licitarla. No obstante, se solicitará que a la hora de adjudicarla no se incentiven las bajadas económicas, sino las mejoras en cuanto a elementos de obra.

Ortega espera que se cumplan los plazos, aunque a veces se producen retrasos, como el de la última anualidad, que mantiene aún pendiente la rehabilitación del parque de la Libertad, situado entre la avenida Miguel Hernández y la carretera N-340. Esta actuación tiene ya su proyecto realizado, pero aún resta llevar adelante su licitación.