Se reanuda el recorrido habitual del autobús urbano por el Casco Antiguo de Salobreña, tras la reapertura de la calle Rosario

Se vuelve a disponer de microbuses en lugar de la furgoneta adaptada que circulaba durante las obras. El servicio ya discurre por Juan XXIII y Ladera de la Cruz para atravesar calle Estación y bajar por calle Antequera.

Unos pasajeros montan en el autobús del Casco Antiguo.

Con la reapertura al tráfico de la calle Rosario el pasado viernes, el autobús urbano ha reanudado hoy su recorrido circular tradicional. Ello ha supuesto también la supresión de los semáforos que regulaban el tráfico en parte del casco histórico para permitir precisamente el paso del vehículo.

El servicio ya discurre entonces con su habitual subida por calle Rosario, Juan XXIII y Ladera de la Cruz, para atravesar calle Estación y bajar por calle Antequera. Pero no solo hay cambios en el recorrido, sino también en el vehículo que lo realiza, volviéndose al microbús, en lugar de la furgoneta de menores dimensiones que se dispuso para poder atravesar el estrecho entramado urbano del núcleo histórico.

El horario de funcionamiento seguirá siendo el de siempre. Si bien se redujo durante el estado de alarma, ya que apenas había movilidad y por tanto no existía demanda, posteriormente se retomó.

Ignacio Trujillo, conccejal de Movilidad del Ayuntamiento de Salobreña, ha indicado que el horario de funcionamiento de esta línea es de lunes a viernes con servicios a las 10, 10.40, 11.20, 12.00, 12.40 y 13.20 por las mañanas; y por las tardes a las 17, 17.40, 18.30, 19.20 y 20 horas. El sábado funciona solo por la mañana, mientras que no lo hace por la tarde y el domingo.

Si bien estaba previsto que la obra de la calle Rosario finalizara antes de la temporada estival, la pandemia ha retrasado los trabajos y no se ha podido finalizar hasta ahora. De hecho, Trujillo ha explicado que el estado de alarma también interrumpió la elaboración de un nuevo pliego de adjudicación del servicio de transporte urbano, que ya se ha retomado, y que incluye una ampliación de todas las líneas y también de las frecuencias, incluidos servicios para los sábados, domingos y festivos. Aunque no ha dado fechas, espera que lo antes posible esté finalizado ese pliego para sacarlo a concurso. Si bien queda un tramo pendiente para completar las obras de rehabilitación integral en la zona baja, que se retomarán después del verano, se ha planificado de manera que no impida el acceso del autobús a la calle Rosario. No obstante, puede haber cambios puntuales de dirección que durarán pocos días.