Nace en Salobreña el proyecto de la Barrioteca Sociocultural “Acalencá”

· Se trata de un espacio situado en el barrio de La Loma, en el Casco Antiguo de la Villa, en el que convivirán distintas asociaciones

Casco Antiguo de Salobreña. // Antonio Lozano

En Salobreña se acaba de poner en marcha un nuevo proyecto asociativo bajo la denominación de Barrioteca Sociocultural “Acalencá”. Se trata de un espacio situado en el barrio de La Loma, una casa de la calle Santa Cruz número 8.

Según Javier Palomino, uno de los fundadores del proyecto, el concepto creado de barrioteca, alude al término para definir el espacio en sí, y “Acalencá” intenta ser como un homenaje a la propietaria del edifico, Encarna López.

Por el momento son 32 personas las que en un primer momento se han acercado al proyecto, que se encuentra abierto a todos aquellos vecinos que tengan el interés en participar y en hacer de Salobreña un sitio mejor para todos. 

El edifico se encuentra en la fase de transformación y adaptación a las necesidades de espacio que se están planteando en la actualidad. Hay ya 2 asociaciones que está haciendo uso del mismo como son Akasha y Cal y Caña, pero se espera que el número vaya creciendo conforme el espacio vaya quedando disponible.

El pasado día 7 de enero ya hubo una primera toma de contacto entre los miembros. Se compartieron unas migas veganas y se comenzaron a evaluar los puntos necesarios para la puesta en marcha del proyecto, como son qué espacios se necesitan, qué reforma conllevan y qué puede generar la barrioteca en el futuro. Por ello se planteó la cuestión de qué esperaban para el futuro, pregunta que se hizo extensiva al resto de la ciudadanía a través de una campaña de cartelería, animando a los vecinos a expresar en unos lienzos en blancos que esperan para el futuro de la Villa.

Remarcan que hay voluntad, gente dispuesta a trabajar no solo de Salobreña, también de otros puntos de la costa como Almuñécar y que ya hay previsto un nuevo encuentro previsiblemente en Semana Santa.

La sostenibilidad económica de la barrioteca se centra en un pequeño capital del que se dispone que se irá complementando tanto con subvenciones públicas y proyectos de emprendimiento como el alojamiento de cooperativas.