Medio Ambiente y Vox trabajarán conjuntamente para buscar una solución al funcionamiento del Punto Limpio

· Tras el debate plenario, la formación retiró su moción en la que solicitaba el cierre de esta instalación
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Punto Limpio de Lobres.

Uno de los puntos que generó más debate en el pleno municipal celebrado ayer en el Ayuntamiento de Salobreña fue la moción de Vox pidiendo el cierre del Punto Limpio, aunque finalmente fue retirada por el propio portavoz ante la propuesta de buscar una solución de forma conjunta con el Área de Medio Ambiente. Son varios los puntos de coincidencia sobre el mal funcionamiento de esta instalación, por lo que se buscará corregir errores hasta tanto se apruebe el nuevo pliego del servicio de limpieza y recogida de residuos, que incluye importantes mejoras en el Punto Limpio.

La moción de Vox manifestaba que esta instalación no cumplía algunos aspectos de la normativa, como el hecho de que no se recepcionan ni se custodian los objetos y se salta su traslado a centros homologados de reciclaje. También señalaba que se está destinando dinero público para que chatarreros ilegales hagan un negocio particular, que está dentro de la economía sumergida, y que además perjudica al medioambiente. Y es que ciertos electrodomésticos que desprenden gases muy contaminantes, como frigoríficos, se depositan allí y luego son desguazados in situ por estos chatarreros.

Según la moción de Vox, las instalaciones no cumplen las condiciones de almacenamiento de residuos que exige el Real Decreto 110/2015, pues “no hay básculas, ni jaulas o contenedores, ni espacios habilitados para grandes electrodomésticos, superficies impermeables, estanterías, palés o contenedores, el sistema de seguridad de control de acceso brilla por su ausencia y ni rastro de los obligatorios protocolos de seguridad en la recogida de lámparas”. Por todo ello, exigía su cierre inmediato, según Manuel Martín Montero, portavoz de Vox.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Ángel Coello, citó un informe de la empresa Ferrovial, encargada de la gestión del Punto Limpio, en el que dice que los argumentos de la moción no se ajustan a la realidad. Si bien no hay báscula, señala que no era obligatoria su instalación al momento de construirse el Punto Limpio, y que su ausencia se puede suplir mediante otros medios de trazabilidad y cálculo de cantidades. El informe incluye también un dossier en el que se detalla quiénes son los gestores de todos los residuos, peligrosos y no peligrosos, todos ellos autorizados. Por ese motivo, el edil rechaza que estos materiales estén a merced de chatarreros.

Sí reconoce el edil que hay personas que se dedican a recoger estos enseres en la vía pública, por ejemplo los jueves, que es el día indicado para depositarlos en la calle. Por tanto, cree que el problema no está en la gestión del Punto Limpio, que favorece la economía circular, y que es una instalación que no tienen otros municipios, como por ejemplo Almuñécar.

Por otra parte, Coello cita un informe del técnico municipal en el que se detalla la “correcta gestión y almacenamiento, transporte y entrega a gestor autorizado de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, conforme a la normativa vigente”. Sí se reconoce que algunos de estos elementos a veces se acumulan fuera de la zona de cubierta, “lo que ya se le ha traslado a la empresa para que aumente el periodo de recogida”, y también se le ha pedido que habilite una cámara de vigilancia como factor disuasorio ante los hurtos producidos y posibles actos vandálicos. Admite también el informe que el Punto Limpio de Salobreña es una instalación “susceptible de mejoras en su gestión”, como su ampliación de horario, mejora de la vigilancia, mantenimiento de oficina de recepción, pequeñas obras de reparación en sus instalaciones y mejora de señalización, aspectos que ya están recogidos en el nuevo pliego de gestión de residuos. En él, afirma Ángel Coello, se incluirán también los puntos limpios móviles, lo cual permitiría controlar mejor el estado en que llegan los residuos a la instalación central, pues muchos lo hacen ya destrozados.

Una vez planteadas las posturas, los corporativos intentaron buscar puntos en común para mejorar la situación, sin necesidad de llegar a una solución tan drástica como pedía la moción de Vox, que era cerrar el Punto Limpio. El propio Manuel Martín se mostró dispuesto a modificar o retirar su propuesta ante un compromiso de mejorar el funcionamiento de este servicio. Se acordó incluso que el portavoz trabaje junto a la Concejalía de Medio Ambiente a favor de ello, por lo que finalmente retiró la moción y planteó presentarla con modificaciones en el próximo pleno.

El grupo municipal de Ciudadanos presentó una enmienda en este punto, planteando que el cierre del Punto Limpio perjudicaría al municipio, porque llevaría a la proliferación de vertederos incontrolados. Proponía que siguiera abierto pero que no se aceptaran determinados residuos que son susceptibles de la acción ilegal de los chatarreros. Finalmente, su portavoz Plácido Leyva ha pedido que Medio Ambiente vaya tomando cartas en el asunto, sin tener que esperar a que se apruebe una moción o se adjudique el nuevo contrato.

La propia alcaldesa, María Eugenia Rufino, animó al portavoz de Vox a que trabaje junto al edil de Medio Ambiente y reconoció que hay cuestiones que se pueden ir corrigiendo, aunque considera que cuando se adjudique el nuevo pliego la situación mejorará notablemente.

Al haberse retirado la moción, no se sometió a debate y continuó la sesión plenaria.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies