Los 61 alumnos de Salobreña que se examinarán de Selectividad tendrán que trasladarse nuevamente a Motril

· Desde mañana y hasta el jueves tienen lugar estas pruebas para los alumnos que finalizan el Bachillerato y desean acceder a la Universidad, actualmente conocidas como PEvAU
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Examen de Selectividad en el IES Nazarí. // Archivo

Tras dos años consecutivos realizándose en Salobreña con motivo de la pandemia, para garantizar el distanciamiento social, este año la Selectividad retoma la normalidad y vuelve a centralizarse en Motril para los estudiantes del municipio. Este año son 61 los alumnos de la Villa que estarán realizando estas pruebas, 36 del IES Nazarí y 25 del Mediterráneo.

Desde mañana y hasta el jueves tienen lugar estas pruebas para los alumnos que finalizan el Bachillerato y desean acceder a la Universidad, actualmente conocidas como PEvAU. Este vez los alumnos no tendrán la ventaja de jugar en casa, ya que los dos últimos años tuvieron como sede el IES Nazarí, por lo que a los habituales nervios se suma también el traslado a Motril. En ese sentido, los alumnos del Mediterráneo deberán examinarse en el IES Giner de los Ríos, mientras que los del Nazarí lo harán en el IES Francisco Javier de Burgos.

Se trata de unos exámenes muy importantes para el futuro de los estudiantes, que buscan obtener la mejor nota posible, y de ahí también los habituales nervios que se viven en los días previos. Pese a ello, la gran mayoría del alumnado termina superándolos, según destaca Carmen Molina, jefa de Estudios adjunta IES Nazarí.

Más allá de los nervios, el alumnado ya sabe en qué consisten los exámenes, puesto que llevan todo el año preparándose y haciendo pruebas de características similares, de forma que no se van a encontrar nada nuevo. Por ello los docentes les aconsejan siempre tranquilidad y que dejen los nervios en su casa, así como alimentarse y dormir bien antes de las pruebas.

Si bien en los centros se trabaja todo el año en estas pruebas con los alumnos de Bachillerato, en el periodo previo se hace especial incidencia y se les dan herramientas para afrontar el examen y también los momentos de tensión que se viven en este tipo de evaluaciones.

Así lo destaca la directora del IES Mediterráneo, Jessica Padial, quien resalta también que lo habitual es que todos los alumnos terminen aprobando.

Si bien son días de mucha tensión y nervios, Jessica Padial lanza un mensaje de tranquilidad al señalar que “solo tienen que demostrar lo que saben” y que los exámenes son más fáciles de lo que han estado haciendo en el Instituto. Que la mayoría aprueban, por no decir la casi totalidad, y de no ser así está la convocatoria extraordinaria prevista para los días 12, 13 y 14 de julio.