Las administraciones de Lotería de Salobreña viven con mucha ilusión las horas previas al sorteo de Navidad

· Una de las novedades en la Villa es el cambio de responsables de la administración situada en la Pontanilla, ahora denominada ‘La burrita Lola’
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Enri Perez en su administración de 'La burrita Lola'

Mañana es uno de los días más esperados para muchas personas, pues bien conocida es la ilusión que genera el sorteo de la Lotería de Navidad. Como ocurre habitualmente en los días previos al 22 de diciembre, se nota mucho el ambiente relacionado con este acto, en especial en las administraciones de Lotería.

Son muchas las personas que en estos días están comprando números de último momento, tanto vecinos como visitantes de fuera, incluidos turistas que llegan en autobús en el marco de tours organizados. Además, las oficinas locales reciben llamados de muchas partes de España, adonde envían los décimos.

Una de las novedades en ese sentido en Salobreña es el cambio de responsables de la administración situada en la Pontanilla, ahora denominada ‘La burrita Lola’, que espera llegar y besar el santo. Y es que en este primer año de andadura, su gerente Enri Pérez desea poder repartir suerte y muchos millones en el municipio.

El nuevo nombre de esta administración se debe a que sus propietarios viven en el campo, donde tienen una burrita llamada Lola, a la que le tienen mucho cariño.

En Salobreña existe un número que históricamente es el más solicitado por los vecinos, el 19710, que hace ya unos treinta años que no toca, por lo cual le llaman ‘el cenizo’. Pero existe mucha ilusión en que este año se le pueda quitar ese nombre, pues además está muy repartido por todo el pueblo. Enri Pérez se muestra muy esperanzada en entregar algún premio importante por la felicidad que genera en los clientes, como ya ha podido experimentar en algunos que ha entregado de juegos como la Bonoloto o la Primitiva.