La zona del Caletón acoge este sábado una ruta de plogging

· Está organizada por la Fundación Miguel García Sánchez y en ella un grupo de voluntarios recogerá residuos a la vez que realiza una ruta de senderismo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Zona de El Caletón.

El II Circuito de Plogging que organiza la Fundación Miguel García Sánchez llega este sábado a Salobreña. A partir de las 10.30 de la mañana, y con la plaza de La Guardia como punto de encuentro, numerosos voluntarios se darán cita para realizar actividad física en familia disfrutando de la naturaleza, y a la vez cuidar el medio ambiente.

El plogging consiste en una combinación de deporte con limpieza del entorno, por lo que los participantes realizan una ruta de senderismo y a la vez van recogiendo todos los residuos que se encuentran por el camino. Los escenarios son todo tipo de zonas naturales, desde bosques hasta ramblas, en cuyo caso se busca que la basura allí depositada no acabe en el mar. En este caso, el recorrido será por los acantilados del Caletón, llegando hasta la zona del Pargo.

Samuel Ortega, director de la Fundación Miguel García Sánchez, ha contado que si bien las inscripciones se cerraron el pasado lunes, con el objetivo de controlar la cantidad de participantes, Ortega señala que todo el que quiera se puede sumar a último momento, si bien los apuntados tendrán prioridad a la hora de recibir las camisetas de regalo que ofrece la organización. También se proporcionan las bolsas, cubos y demás material necesario para la recogida de los residuos.

La Fundación Miguel García Sánchez inició esta actividad en 2019 con un circuito que incluyó seis concentraciones, una de ellas en Salobreña. En 2020 fue beneficiario de un proyecto de Bankia y Caja Granada Fundación para repetirlo, aunque debió retrasarse debido a la pandemia. Finalmente se puso en marcha en octubre y se prolongará hasta marzo. Son ocho las concentraciones previstas, de las que ya se realizaron cinco, siendo la de Salobreña la número seis.

En las últimas tres concentraciones se recogió “una cantidad enorme de basura”, asevera Samuel Ortega, y reconoce que en Salobreña ha costado encontrar un entorno natural para limpiar. Finalmente, se han localizado algunos puntos de acumulación de residuos en los márgenes de la carretera N-340.