La salobreñera Esther López Haro presenta este viernes en Almuñécar su cuarta novela, ‘Nirvana’

· La obra pretende responder preguntas sobre la realidad de la existencia y el valor de la libertad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

La escritora salobreñera Esther López Haro presenta este viernes en Almuñécar su cuarta novela, ‘Nirvana’, en un acto previsto para las 19.30 horas en la Casa de la Cultura. Esta obra que vio la luz a mediados del año pasado nació como una segunda parte de su anterior publicación, ‘Historia de SamSara’.

En esta ocasión, el conductor de este extraordinario viaje es Javier, un chico de 30 años atrapado en un cuerpo con poderes extraordinarios. El muchacho revive cada día un bucle que le lleva a presenciar la vida de unos jóvenes de la aldea Kaya, en el actual Sudán. Los descendientes de estos nubios se verán arrastrados a América como victimas del tráfico de esclavos.

El joven madrileño revive las aventuras de sus habitantes sin que éstos se percaten de su presencia. Un día es arrastrado hasta un lugar llamado Villa Esperanza donde conoce a Alberto, uno de los protagonistas de Historia de Sam. En este lugar puede interactuar con otros viajeros interdimensionales. Se abre ahí un interrogante sobre la vida, la existencia humana, la búsqueda de la verdad de la conciencia del hombre y la relación que une a los personajes de esta singular historia. Un desafío que llevará a los protagonistas, en su búsqueda de la verdad, al encuentro con el Nirvana. Según la autora, más allá de que aparezcan poderes extraordinarios, no se  trata de una obra fantástica, sino que habla de capacidades humanas que no se desarrollan por no estar cultivadas.

Durante este recorrido se analizará la cultura, la economía, la filosofía, el amor y la religión en la que los personajes han sido educados, en detrimento de los verdaderos potenciales del hombre. La necesidad de encontrar respuestas y conocer el pasado impulsará a sus protagonistas a desvelar los secretos que guarda este universo cuántico en el que todos nos hallamos conectados.  Para López Haro, el valor de la humanidad reside en la diversidad de las distintas cosmovisiones de los pueblos que han defendido sus culturas y que atraviesan un momento de disolución a favor de un pensamiento único. “La duda, la curiosidad, el amor, la compasión, la búsqueda de la verdad y el pensamiento crítico son valores que el ser humano debe potenciar para no acabar convertidos en esclavos virtuales”, asegura.