La imagen de la Virgen del Rosario ha sido retirada temporalmente de su pequeña ermita para ser restaurada

Es la imagen que sale en romería cada año durante las fiestas del Rosario, data de 1992 y se encuentra en la calle Rosario para que pueda ser admirada por el público.

Imagen de la Virgen del Rosario en la procesión del 7 de octubre.

La calle del Rosario de Salobreña acaba de reabrirse al tráfico hace escasos días, pero muchos de los que transitan por allí han notado que le falta algo. Se trata de la imagen de la patrona de la Villa situada en la pequeña ermita que se encuentra en lo alto de la vía, que fue retirada para su restauración.

Esta imagen, que es la que sale en romería cada año durante las fiestas del Rosario, data de 1992 y se encuentra en un sitio abierto para que pueda ser admirada por el público. En ese sentido es un lugar idóneo, aunque tiene la desventaja de que por las tardes el sol impacta directamente sobre la imagen, que apenas está protegida por un cristal. Ese hecho, sumado a las pequeñas dimensiones del habitáculo en que se encuentra, hace que se acumule mucho calor y la imagen se vea afectada, por lo que le hacía falta una restauración.

El presidente de la Hermandad de la Virgen del Rosario de Salobreña, Paco Llanas, explica que el trabajo de restauración ya está finalizado, pero al estar recién pintada, si se expone ahora a los rayos del sol podría deteriorarse rápidamente. Por tanto, se está esperando la llegada de un papel filtro transparente que se pegará en el cristal, y que permitirá proteger la imagen para que no se repita la misma situación. Asimismo, aprovechando que la ermita está vacía, se pintará su interior. El presidente de la Hermandad espera que en dos semanas como máximo la Virgen pueda estar nuevamente en su lugar habitual para que todos puedan volver a admirarla. Los trabajos de restauración comenzaron en el mes de noviembre, tras la última romería, y si bien llevaban ya un tiempo finalizados, no pudo ser recogida hasta que terminó el confinamiento, ya que la labor se realizó en Sevilla. El encargo ha sido costoso y la Hermandad ha podido reunir la mitad, por lo que gracias a un acuerdo con el restaurador se pagará el resto el año próximo con lo recaudado con la venta de lotería.