José Casares, ex edil del PP que acaba de sumarse a C’s, confía en aportar su experiencia empresarial al municipio

· Un año después de dimitir del grupo popular, anuncia su incorporación a la candidatura naranja

El empresario salobreñero José Berto Casares, que acaba de anunciar su incorporación a la candidatura de Ciudadanos para las próximas elecciones municipales en la Villa, confía en poder aportar su experiencia en el mundo empresarial para trabajar por el municipio. Así lo ha manifestado esta mañana en una entrevista mantenida con Radio Salobreña.
El nuevo fichaje de Ciudadanos asegura que el coordinador de esta formación en Salobreña Plácido Leyva, a quien conoce de compartir los plenos municipales, llevaba algunos meses intentando convencerlo para que se sume a sus filas, y finalmente lo consiguió. Afirma que la política es algo que le gusta, por lo que ha querido tener su revancha tras su fallido paso por el Partido Popular.
Respecto a esto último, reconoce que tuvo “discrepancias con la Ejecutiva provincial”, en temas en los que no está de acuerdo porque “no soy político”. Y en cuanto a su etapa como edil popular, señala que cuando el entonces portavoz Gustavo Aybar dejó de tener participación política por cuestiones personales, no se le dio “el mando del barco para tirar para adelante, ni desde Granada ni el propio portavoz”. Añade que tampoco se produjo ningún contacto con la nueva Ejecutiva local una vez que se constituyó.
Casares admite que se vio atraído por la actitud del grupo municipal de Ciudadanos en los plenos a los que le tocó asistir, con una gran cantidad de preguntas en las que planteaba numerosos temas de interés para el municipio.

Casares no ha adelantado qué puesto ocupará en la lista electoral de Ciudadanos, y asevera que se ha puesto a disposición de esta formación política para brindar su experiencia del mundo empresarial -ya que es propietario de una empresa de transportes-, y aplicarla al trabajo por el municipio. Cree en ese sentido que hay mucho por mejorar, ya que “las calles están que dan pena”. En su caso es residente de la zona de la playa y asegura que “en cuatro años no he visto un barrendero u operario de limpieza en mi calle”.
Por otra parte, considera necesaria una bajada de sueldos a los concejales para contratar a otros trabajadores, pues cree que “el pueblo necesita más gente en la calle para trabajar, no en las oficinas”, refiriéndose a operarios de limpieza o de parques y jardines. La seguridad es otro de los asuntos que le preocupa, según concluye José Berto Casares.