El espárrago de Huétor Tájar se encuentra en plena campaña

Hay previsiones de producir al menos 80.000 toneladas para distribuir en el mercado nacional y europeo.


Una de las recomendaciones que hacen las administraciones para favorecer la recuperación económica generada por la crisis del coronavirus es el consumo de productos de la tierra. La provincia de Granada cuenta con muchos de ellos, por lo que desde hoy y durante los próximos martes Radio Salobreña les brindará un espacio especial.

Uno de los productos que se encuentra en plena temporada es el espárrago, que en la provincia cuenta con una IGP (Indicación Geográfica Protegida), denominada Espárrago de Huétor Tájar, que no solo se cultiva en esta localidad del Poniente granadino, sino también en otras del entorno, totalizando un mínimo de 80.000 toneladas al año que se producen en unas 6.500 hectáreas, entre el producto con IGP y el que no la tiene.

El espárrago comenzó a producirse en esta zona de Granada en los años treinta del siglo pasado, aunque era un cultivo alternativo, y fue a partir de los ochenta cuando tuvo su despegue. Primero lo hizo a nivel nacional, ya que en el resto de Europa la costumbre era consumir espárrago blanco –y no verde o triguero-, aunque poco a poco se hizo un hueco y hoy es un cultivo también de exportación. Se trata de un producto clave en esa zona, que da trabajo de forma directa a unas 20.000 personas, tanto en recolección como en almacén.

Las variedades de espárrago verde han ido sufriendo modificaciones buscando mayor productividad y vistosidad, matiza Zamora. El de Huétor tiene un pequeño diferencial de precio respecto al convencional, que se justifica en una mayor calidad de producto, añade.

La campaña comenzó en el mes de marzo y se encuentra actualmente al 60 o 70 por ciento de su desarrollo, y previsiblemente se prolongará hasta principios de junio. Los mercados que más lo consumen son Alemania y Suiza, a los que se suman otros países europeos, de Oriente Medio y Asia. En estos últimos se están produciendo problemas a la hora de distribuir el producto, por lo que en esta circunstancia especial ha elevado mucho sus costes.