Después de mucho tiempo vuelven los columpios a Salobreña

· Aumentarán la oferta de ocio del municipio y permitirán trabajar a un colectivo que se ha visto muy perjudicado por la pandemia
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Víctor Manuel Fernández, organizador de la feria instalada junto al polideportivo.

Esta Semana Santa habrá instalaciones de ocio en la Villa, como los columpios que ya se han colocado junto al polideportivo municipal o junto a la Casa de la Cultura. María Eugenia Rufino señala que su funcionamiento está permitido en los niveles de alerta 2 y 3, aunque deben cumplir un protocolo exhaustivo de seguridad.

Añade la alcaldesa que los feriantes son familias que durante este último año apenas han podido trabajar y no han tenido ayudas de ningún tipo, por lo que también ve positivo que puedan trabajar. 

Así lo confirma el representante de este grupo de feriantes y también de este colectivo a nivel provincial, Víctor Manuel Fernández, quien asegura que “estamos desesperados”. Tras agradecer al Ayuntamiento su colaboración y sensibilidad, afirma que estas atracciones “son seguras, al igual que cualquier otro comercio”.

Lo que se ha pretendido a la hora de instalar esta feria es no reunir una gran cantidad de columpios para evitar grandes aglomeraciones, de forma que solo habrá cuatro atracciones para niños pequeños, además de un puesto de patatas y kebab para la espera por parte de los padres.

Víctor Manuel Fernández, organizador de la feria instalada junto al polideportivo de la Villa y también presidente de la Asociación de Feriantes de Granada, explica que hay padres reacios a que sus niños utilicen geles, pero indica que “es recomendable cada vez que se suben a una atracción”, al igual que las mascarillas, pese a no ser obligatorias para menores de seis años. En cuanto al aforo, se reduce a la mitad en todas las atracciones, pudiendo subir uno por coche, a excepción de que lo hagan dos hermanos.

El colectivo de feriantes puede ahora volver al trabajo después de más de un año, que según el presidente de la asociación granadina ha sido “desesperante”. Durante ese tiempo han tenido que agotar sus ahorros para vivir, y ahora han tenido que pedir préstamos para los gastos que conlleva retomar la actividad. “Lo estamos pasando fatal”, asegura, y destaca que con experiencias como la de Salobreña pretenden demostrar que las ferias son seguras y que no propagan el virus. Por ello agradecen la oportunidad que les da el Consistorio de la Villa, y pretenden que sirva como escaparate para otros ayuntamientos.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies