Caos en las gasolineras de Salobreña en la primera jornada de aplicación del descuento de 20 céntimos

· Muchas personas se han animado a repostar hoy, lo que ha generado aglomeraciones y también cierto caos y confusión a la hora de hacer el cálculo correspondiente
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Un cliente reposta en la gasolinera de la Avenida del Mediterráneo.

A partir de hoy comienza a aplicarse en España la subvención del Gobierno a los combustibles que supone un descuento de 20 céntimos por litro. Ello ha motivado que muchas personas se hayan volcado a las gasolineras de Salobreña para repostar, lo que ha generado aglomeraciones y también cierto caos y confusión a la hora de hacer el cálculo correspondiente.

Y es que en estos primeros días son las propias gasolineras las que deben asumir ese descuento, pues no será hasta la semana próxima cuando el Gobierno se lo abone. Asimismo, en los paneles de precios se siguen mostrando los precios sin la reducción, lo que también ha causado desconcierto en algunos usuarios.

En todas las estaciones de servicio de la Villa se ha notado un flujo muy superior al habitual de vehículos para repostar, pues muchos han esperado para hacerlo hasta el día de hoy con el fin de beneficiarse de esta bonificación. Por ese mismo motivo, la afluencia a estos establecimientos ha sido menor en los días previos. Si bien esta mañana no se han registrado colas muy largas, sí se han producido esperas, pues además el trámite de repostaje también se ha prolongado, pues el descuento se debe realizar a posteriori.

Arturo Ramos, gerente de la gasolinera Repsol de Salobreña, asegura que el hecho de que las gasolineras tengan que adelantar el descuento de sus propios bolsillos añade dificultades e incertidumbre a los empresarios, que aún no tienen claro cómo se realizará ese reintegro por parte del Gobierno. “Es un caos por todos los lados”, señala, y explica que en su caso el precio de los combustibles está rebajado en otros 10 céntimos el litro.

También en la gasolinera ASC, situada en el polígono de la Villa, se ha vivido una mañana difícil. La premura en implantar la medida ha hecho que los programas informáticos no estuvieran aún adaptados, por lo que han sido los propios trabajadores quienes, calculadora en mano, han tenido que hacer efectivo el descuento una vez realizado el repostaje.

En cuanto a los clientes que han acudido hoy a las gasolineras, muchos han reconocido que han estado esperando al día de hoy para llenar sus depósitos, con el fin de sacar provecho de este descuento ante el desorbitado incremento de los combustibles de las últimas semanas. Entre los usuarios de las estaciones de servicio, hay quienes celebran la llegada de este descuento, y quienes creen que debía limitarse al sector profesional.

Conforme pasen los días se espera que la situación se normalice, pues por un lado no habrá ya tanta prisa por repostar, mientras que las gasolineras irán adecuando sus sistemas informáticos a la nueva medida. Quedará por ver si el Gobierno cumple en tiempo y forma con los pagos a los empresarios de las gasolineras de todo el país, que de entrada están obligados a pagar por avanzado y asumir esta rebaja estatal. También hay incertidumbre en ese sentido, pues la ministra Teresa Ribera ha admitido que puede haber un “desajuste” en estos pagos.