Arranca junto al Peñón el tradicional mercado artesanal de la playa de Salobreña

Funcionará los jueves, viernes y sábados en horario nocturno durante julio y agosto. Los artesanos han habilitado todas las medidas de seguridad contra el Covid-19.

Puesto de artesanía en el paseo marítimo de Salobreña.

Una de las costumbres del verano salobreñero es caminar por la tarde-noche por el paseo marítimo y disfrutar, entre otras cosas, del mercadillo artesanal. Pese a la crisis sanitaria, se han dispuesto medidas especiales que permitirán instalar esta oferta comercial que se ha convertido en un atractivo más para los muchos viandantes que pasean por el litoral de la Villa.

Bajo el título de ‘Salobreña con Arte’, será esta tarde cuando se ponga en marcha la muestra de artesanía que funcionará todos los jueves, viernes y sábados hasta el 22 de agosto. Se trata de una veintena de puestos que estarán instalados entre las 8 de la tarde y la 1 de la madrugada aproximadamente.

El mercadillo se emplazará en el sector del paseo marítimo situado entre la avenida del Mediterráneo y el Peñón, aunque en la acera colindante a la playa para facilitar la separación entre puestos y con el público. Entre cada carpa habrá una distancia de dos metros, y cada artesano tendrá gel hidroalcohólico a disposición, además de usar mascarilla.

Gracia Bauza es la presidenta de la asociación provincial de artesanos ‘Por amor al arte’, organizadora de este mercado estival por quinto año consecutivo, y ha contado a Radio Salobreña que el número de puestos puede ser variable cada fin de semana, aunque se estima que rondarán la veintena. En ellos se pueden encontrar una gran variedad de productos realizados en distintas técnicas y materiales, textiles -como por ejemplo mascarillas personalizadas- o bisutería de todo tipo.

Tampoco faltan productos de alimentación, como panes y quesos artesanos, así como productos de cosmética artesanos. Bauza destaca que el colectivo de artesanos “lo ha pasado muy mal” durante el confinamiento, por lo que están muy ilusionados con la oportunidad de volver a salir a la calle. Una situación que han sufrido “no solo en la parte económica, sino también en la psicológica, porque el artesano necesita crear”, asevera la presidenta de ‘Por amor al arte’.