Al contrario de lo que se creía, el confinamiento potencia la Fiesta de la Cruz en Salobreña, Lobres y La Caleta

En total se han contabilizado al menos 150 cruces. El Ayuntamiento se plantea añadir al Concurso del año que viene una nueva modalidad de cruces en los balcones.

Una de las cruces instaladas en los balcones.

Parecía que la pandemia del coronavirus iba a atentar contra una tradición muy arraigada en Salobreña como la celebración de las Cruces, pero en cierto modo hasta la ha potenciado. Es verdad que no se ha podido disfrutar de la fiesta de la forma habitual, pero también lo es que la participación se ha incrementado notablemente y han sido muchas más las personas que se han animado a montar su cruz.

No solo se han instalado en los balcones, según la propuesta del Área de Fiestas del Ayuntamiento –el nombre de la iniciativa era ‘Cruces desde los Balcones’-, sino que incluso en patios interiores o zonas no visibles desde el exterior de los hogares. Cuando menos han sido más de 150 las cruces que se han elaborado en el municipio salobreñero, ya que son de las que el Consistorio tiene constancia.

El concejal de Fiestas de la Villa, Gabriel Alonso, señala que la situación de confinamiento ha potenciado el que los vecinos se vuelquen a elaborar cruces en sus hogares.

La Fiesta de la Cruz se vivió de forma intensa en muchos rincones del municipio, pues muchas cruces han estado acompañadas por la tradicional música de sevillanas. Si bien no había concurso ni premios ante la dificultad planteada por el confinamiento, el Ayuntamiento había anunciado que en aquellos balcones donde hubiera decoración y los vecinos salieran a tocar palmas o a bailar, se repartirían las tradicionales salaíllas que se comen en estas fechas. Y la elevada participación desbordó las previsiones municipales, aunque no obstante se repartieron 200 salaíllas, junto a un diploma en el que se reconoce la participación vecinal.

Ante este panorama, en el que ha quedado claro que existe afición por esta festividad, el Área de Fiestas ya está tomando notas de cara al futuro. Así, para el año próximo se plantea no solo celebrar el Concurso de Cruces habitual, sino también un reconocimiento para quienes monten sus cruces en los balcones con un apartado específico. Ello aportará colorido al municipio e incrementará el ambiente festivo en torno al Día de la Cruz.

Radio Salobreña se sumó a la iniciativa con la emisión de música de sevillanas durante esos días, de forma que los vecinos no solo pudieron disfrutar de ese ritmo tan andaluz, sino también escuchar la misma música para poder bailar al unísono.

Por otra parte, analizando el plan de desescalada en fases anunciado por el Gobierno central, el Ayuntamiento ha analizado la situación de las fiestas previstas en el municipio en el corto plazo. Dado que la última fase de la desescalada concluiría el 21 de junio si todo transcurre de manera favorable, la fecha sería muy próxima al inicio de las fiestas de San Juan. Es por ello que el edil de Fiestas no ve probable que se puedan celebrar en Salobreña. “Lo más seguro, casi al cien por cien, es que no tengamos fiestas por la proximidad a las fechas”, asevera Alonso. Algo similar pasaría con las fiestas de San Antonio en Lobres, aunque la decisión corresponde a la Concejalía de este anejo.

Aunque no habrá fiestas al uso, las autoridades municipales ya están pergeñando alguna actividad alternativa que permita a los vecinos disfrutarlas de alguna manera, tal y como ha ocurrido con las Cruces de Mayo. “Algo tenemos que hacer, no podemos dejar en el olvido las fiestas de nuestro municipio”, señala el concejal, y afirma que próximamente se darán a conocer las iniciativas previstas.