Vuelven a verse afectadas infraestructuras públicas de Salobreña por actos vandálicos

Ahora han sido los aseos del parque, que han sufrido pintadas, y existen indicios que servirían para identificar a los autores. Se trabaja en la instalación de un sistema de videovigilancia.

Pintadas en el interior de los servicios.

Una vez más, infraestructuras públicas municipales de Salobreña han sido objeto de actos vandálicos. En este caso han sido los aseos del parque La Fuente, cuyas paredes exteriores e interiores han sufrido sido pintadas con aerosol, incluidos los espejos. Esta misma mañana, trabajadores municipales ya estaban trabajando en la limpieza de los desperfectos.

Fue en la tarde del sábado cuando uno de los encargados del parque se encontró los servicios cubiertos de pintadas en el exterior, y lo mismo al ingresar al interior de la edificación, donde ocurría lo propio tanto en azulejos como en espejos. También se encontraron residuos y papeles quemados. Los actos se produjeron en horario diurno, estando el parque abierto al público.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha expresado su indignación ante actos de este tipo que solo tienen como objetivo dañar “de manera gratuita” instalaciones municipales, “que son bienes públicos que al final son de todos”.

Si los autores del hecho fueran menores, para la alcaldesa se trata de “un problema serio de educación” sobre el que habrá que reflexionar colectivamente como sociedad. Y si fuera adultos “pues peor todavía”, afirma, porque se trata de “un daño a lo colectivo sin explicación ninguna”.

La autoría de los hechos se está investigando y existen indicios que podrían vincular a personas que ya están identificadas, según explica María Eugenia Rufino.

Si bien esta misma mañana el Ayuntamiento se ha puesto manos a la obra para recuperar el aspecto original de estos aseos, la tarea no es nada fácil. Las pintadas en el interior, tras un intenso trabajo, se han podido retirar a base de labor manual y productos químicos, mientras que las paredes exteriores han requerido varias manos de pintura para poder taparlas. Todo ello supone un gasto para las arcas públicas, tanto en materiales como en recursos humanos, pues se trata de trabajadores municipales que han tenido que abandonar otras tareas de mejora del municipio para dedicarse a arreglar unos daños del todo innecesarios.

Con el objetivo de incrementar la vigilancia para que no se repitan este tipo de actos, el Ayuntamiento viene trabajando desde hace un tiempo en la instalación de un sistema de seguridad a través de cámaras. La alcaldesa explica que está finalizando el trámite y está a punto de aprobarse la adquisición de cámaras de seguridad en las zonas más sensibles, como el castillo, donde se han detectado ingresos nocturnos de personas, que si bien no han provocado daños, han hecho botellón. La fortaleza árabe es un espacio delicado, ya que alberga restos arqueológicos cuya destrucción sería irreparable.

Esta no es la primera vez que ocurren actos vandálicos contra infraestructuras públicas de Salobreña. El pasado verano, tras una fiesta en el Polideportivo, también los aseos resultaron objetivo de diversos destrozos, con lavabos arrancados y espejos rotos. Anteriormente se habían producido ataques en el parque La Fuente I que terminaron con numerosos patos muertos.