Se ponen en marcha las obras de remodelación de la Casa de la Cultura de La Caleta

En una primera fase afectarán a diversas dependencias de las dos primeras plantas, y en la segunda permitirán crear en la terraza un amplio salón para el desarrollo de los talleres.

Casa de la Cultura de La Caleta.

Apenas finalizadas las fiestas patronales en honor a la Virgen del Carmen, la Casa de la Cultura de La Caleta ha iniciado un proceso de rehabilitación integral del que hoy mismo se ha puesto en marcha la primera fase. En ella, varias dependencias de las dos primeras plantas cambiarán de ubicación, mientras que en la segunda se prevé crear una sala para los talleres culturales.

En esta fase que acaba de iniciarse se pretenden resolver distintas cuestiones deficitarias del edificio. Por ejemplo, se adecuará a la normativa el patio del colegio infantil, donde se implantará suelo acolchado, y se quitarán los alcorques para llenarlos de albero. Además, los aseos de este centro, que hasta ahora era compartidos con el resto de la población, pasarán a ser exclusivos para los niños, mientras que se construirán otros en la primera planta, ocupando la oficina de atención al público y otra habitación contigua.

Por otra parte, en la entrada se eliminará la escalera de acceso al consultorio y se ampliará la rampa de minusválidos. La oficina cambiará de ubicación y permitirá un mejor control sobre el acceso al inmueble.

Gabriel Jerónimo, concejal delegado de La Caleta, espera que en aproximadamente dos semanas estén finalizados estos trabajos, y que lo antes posible se inicie la segunda fase de las obras, en la se intervendrá en las cubiertas de la terraza de la Casa de la Cultura. Actualmente los talleres de baile, zumba o pilates se están realizando en un salón del hogar del pensionista de poco más de 20 metros cuadrados, y el proyecto prevé cerrar las terrazas para dar lugar a una sala de 65 metros cuadrados, que permitirá realizar todas estas actividades con total comodidad.

En relación a las fiestas que finalizaron ayer con el encierro de la patrona tras una multitudinaria procesión marítimo terrestre, el edil ha hecho un balance positivo y ha afirmado que la gente ha quedado satisfecha, si bien reconoce que siempre hay cuestiones por mejorar. Explica también que a veces se producen fallos que no son visibles desde fuera pero sí desde la organización, por cuestiones que no salen según lo previsto, aunque tampoco deslucen la celebración. Por ejemplo, de cara al año próximo se plantean cambios de escenario para determinadas actividades.

El edil ha destacado el concierto de la Banda de Música de Salobreña, una de las novedades de la programación de este año, y ha avanzado que para la próxima edición de las fiestas se plantea convertirlo en un certamen con la presencia de otra banda invitada.