Se instalan más fuentes en el Casco Antiguo junto a otras actuaciones de embellecimiento

Incluyen la colocación de una nueva fuente en el callejón Estación, otra en el mirador Enrique Morente y una limpieza en altura en algunas laderas para retirar los numerosos residuos que se acumulan.

Base del pìlar que se ubicará en Callejón Estación. Al fondo, el mirador.

La Concejalía del Casco Antiguo de Salobreña ha puesto en marcha una serie de actuaciones en el núcleo histórico que incluyen la colocación de una nueva fuente en el callejón Estación, mientras que próximamente se instalará otra en el mirador Enrique Morente. Además, se realizará una limpieza en altura para retirar los numerosos residuos que se depositan en las laderas.

En el callejón Estación se ha colocado ya la base de la fuente que tendrá varias funciones, además de proporcionar agua para beber. Y es que también servirá para embellecer un rincón del Casco Antiguo que sufría cierto abandono, a la vez que impedirá el aparcamiento de coches en el callejón, algo muy habitual y que dificultaba el acceso al mirador. La labor de embellecimiento continuará en próximas fechas con la colocación de un macetero y un foco de led para iluminar la zona de noche, tal como se ha hecho en la calle Albayzín Bajo.

Otra actuación prevista en el Casco Antiguo es la construcción de una jardinera en la salida de la Bóveda para albergar en mejores condiciones una buganvilla allí situada, que además se dotará de iluminación. Actualmente la planta se encuentra en un macetero deteriorado, y se espera que con esta medida adquiera una mayor vistosidad y le de mayor realce a este pintoresco rincón.

Por otra parte, en las próximas semanas se prevé realizar una limpieza en altura en algunas laderas del núcleo histórico, donde “gente desaprensiva” arroja todo tipo de residuos que luego son muy difíciles de retirar. Uno de los puntos más conflictivos es el del mirador Enrique Morente, donde la basura queda a la vista de todo aquel que se asome, generando una mala imagen. Allí se pueden ver desde bolsas de basura hasta otros elementos inverosímiles como una señal de tráfico o el cabecero de una cama. Se trata de una tarea muy complicada y costosa para el municipio, por lo que se ha hecho un llamamiento al civismo para que no se arroje ningún tipo de residuo en estos lugares.