Se instalan en el paseo marítimo bancos y maceteros ante posibles ataques terroristas

Esta medida obedece una orden de la Subdelegación del Gobierno en Granada que se ha trasladado a varios municipios de la Costa. Son casi una treintena de elementos de mobiliario urbano.

Operarios municipales colocando uno de los bancos.

El paseo marítimo de Salobreña ha amanecido esta mañana con un nuevo aspecto, tras la colocación de bancos y maceteros. Se trata de una medida urgente de prevención contra el terrorismo ordenada por la Subdelegación del Gobierno en Granada que se ha trasladado a varios municipios de la Costa y el resto de la provincia, no porque exista alguna amenaza concreta, sino simplemente por precaución y para reforzar la seguridad ante algún posible incidente.

El pasado viernes, al día siguiente de los atentados en Cataluña, el subdelegado del Gobierno Francisco Fuentes se comunicó con la alcaldesa de la Villa María Eugenia Rufino para trasladarle la necesidad de implementar estas medidas. Todo ello, a raíz de una reunión del Ministerio de Interior en la que también se estudió la posibilidad de elevar a 5 el Nivel de Alerta Terrorista. Más allá de que ello ocurriera o no, sí se acordó tomar una serie de medidas sobre puntos calientes en aras a prevenir y también buscando generar cierta tranquilidad en la población.

Salobreña está entre esas zonas de actuación, junto a otros municipios costeros como Almuñécar y Motril o la capital granadina, por lo que se le han dado instrucciones para buscar medidas de protección, especialmente en la zona del paseo marítimo, y con urgencia.

La alcaldesa de Salobreña asegura que no se debe generar alarmismo ante estas medidas, pues solamente tienen carácter preventivo ante un hipotético acto terrorista.

Tras recibir la orden del Gobierno central, la alcaldesa se reunió con el capitán de la Guardia Civil y el jefe de la Policía Local, así como con algunos técnicos, para que concreten las medidas urgentes a implementar, que han consistido en la colocación de bancos y maceteros en el paseo a modo de obstáculo ante la posibilidad de invasión de la zona con un vehículo.

Desde el Ayuntamiento se pusieron manos a la obra inmediatamente para conseguir estos equipamientos, por lo que esta misma madrugada se han instalado 28 elementos, una decena de bancos de hormigón armado de más 1.500 kilos de peso y 18 maceteros, cuya finalidad es principalmente ornamental. Con ello se ha reducido puntualmente la sección de tránsito en acerado del paseo marítimo para garantizar la correcta accesibilidad para los peatones y e impedir la posibilidad de libre tránsito con vehículos.

La labor de instalación se ha iniciado sobre las 4 de la madrugada a través de una cuadrilla de ocho operarios, bajo la supervisión de encargados y técnicos municipales. El coste aproximado de la actuación ha rondado los 20.000 euros, que inicialmente han sido afrontado por el Ayuntamiento, aunque se solicitarán ayudas extraordinarias al Gobierno central para sufragarlo.

Esta es una de las medidas de seguridad implementadas, a la que se suman otras como el refuerzo de presencia de Policía Local y de Guardia Civil en la zona, que desde el pasado domingo guardan vigilancia en el horario de mayor concentración de personas, entre las 6 de la tarde y las 2 de la madrugada. Finalmente, de cara a los días que quedan de mercadillo nocturno del viernes, se cortará el tráfico desde la rotonda del apeadero de autobuses hasta el puente. Y se continuará con la implantación de otras medidas preventivas que, por razones de seguridad, no se han hecho públicas.