Salobreña despide a Emilio Cervilla, uno de sus vecinos más queridos

El propietario del Restaurante El Trasmallo falleció este sábado a consecuencia de un infarto cerebral. Su entierro ha tenido lugar esta mañana en la Iglesia de San Juan Bautista.

Emilio Cervilla disfrutando de su profesión, la cocina.

Aunque se sabía que el fatal desenlace estaba cerca, todo Salobreña ha estado en vilo durante el fin de semana deseando que Emilio Cervilla, el conocido propietario del Restaurante El Trasmallo, se recuperara de la operación a que fue sometido después de sufrir un ictus.

El chef salobreñero empezó a encontrarse mal el jueves por la mañana y tras ser trasladado al hospital fue sometido a una intervención quirúrgica, aunque tras dos días de lucha no ha podido recuperarse y en la tarde noche del sábado se daba a conocer la triste noticia. Salobreña llora desde entonces la pérdida de uno de sus más queridos vecinos, un profesional de la restauración, que ha participado en numerosos encuentros gastronómicos aportando siempre novedades gracias a su talento desarrollado entre fogones desde su infancia. Pero, sobre todo, Emilo “El Zorrillo”, como todos le conocíamos, era un hombre desprendido, solidario, siempre dispuesto a ayudar a los demás, que dejará una huella imborrable entre todos los que se preciaban con su amistad.

El recuerdo de Emilio también estuvo muy presente en el pregón oficial de la Semana Santa de Salobreña celebrado este sábado en el Auditorio, donde se guardó un minuto de silencio al hacerse oficial su muerte.

Emilio Cervilla Gómez (Lloret de Mar 1978), deja esposa y dos hijos. Su entierro ha tenido lugar hoy lunes a las diez de la mañana en la Iglesia de San Juan Bautista. Una delegación del estadio de fútbol Santiago Bernabeu se ha desplazado a Salobreña con una bandera del Real Madrid, el club de sus amores, para que le acompañe en su último viaje.