Responsables de la Junta visitan la empresa de Salobreña Frutas Manzano

Pretenden incentivarla con ayudas para la modernización con el fin de incrementar su producción y fomentar la creación de empleo en el sector. La alcaldesa la califica como “una de las empresas más fuertes.”

Imagen de archivo de Frutas Manzano.

Una de las principales empresas de Salobreña, Frutas Manzano e Hijos SL, tiene intenciones de mejorar sus equipamientos y para ello evalúa la posibilidad de acogerse a distintas líneas de ayuda que con ese fin ofrece la Junta de Andalucía. Por ese motivo, esta mañana han visitado las instalaciones situadas en el polígono industrial La Gasolinera el delegado territorial de Agricultura en Granada, Manuel García Cerezo, y el gerente de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), Alejandro Zubeldia, acompañados por la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino.

La finalidad de su presencia, según ha explicado el delegado de Agricultura, es “ayudar a modernizar empresas familiares que han empezado desde abajo y que han crecido exponencialmente”, destacando que esta mercantil “exporta a toda Europa” productos subtropicales. Por ello, le han informado a sus responsables sobre la línea de incentivos que tiene la Junta de Andalucía para modernizar pequeñas y medianas empresas, en una convocatoria que alcanza los 30 millones de euros. En la anterior se beneficiaron una decena de empresas, varias de ellas de la Costa, por valor de 7 millones de euros.

La alcaldesa de Salobreña ha calificado a Frutas Manzano como “una de las empresas más fuertes de la localidad”, con 25 trabajadores fijos en plantilla, que se pueden ampliar hasta 60 o 70 durante las diferentes campañas. Ha destacado asimismo que la empresa colabora con el Ayuntamiento en numerosas ocasiones, tanto en el ámbito empresarial como cultural o turístico.

El encargado de dirigir la visita por las instalaciones ha sido Rafael Manzano, uno de los gerentes de la empresa junto a su hermano Miguel Ángel. El objetivo es modernizarse en materia de maquinaria con el fin de incrementar la producción, una necesidad que se hace patente ante el crecimiento de en torno al 15 por ciento anual que está experimentando en cuanto volumen de comercialización. Son más de 700 los agricultores de la Costa que venden sus productos a través de esta empresa.

En cuanto al destino de sus productos, varía según de cuál se trate. En chirimoya, el 70 por ciento se distribuye al mercado nacional y el resto es para exportación, mientras que en aguacate, mango y níspero se invierte la situación, y en torno al 65 o 70 por ciento se exporta, sobre todo al resto de la Unión Europea, y el resto se queda en España.

En cuanto a la modernización de maquinaria que se pretende implementar, se prevé una inversión total cercana al millón y medio de euros, que la Junta de Andalucía podría subvencionar entre un 35 y un 50 por ciento, dependiendo de los criterios previstos en la convocatoria, como por ejemplo la cantidad de empleos que se crearían. Las maquinarias que se pretenden modernizar tienen que ver con el envasado, el calibrado o transpaletas, con las que se conseguiría mover un mayor volumen de productos y mejorar la precisión.

Frutas Manzano tiene también otros proyectos entre manos, aún en estudio, como el de una cuarta y quinta gama de chirimoya y mango o la creación de un almacén de abonos para dar más servicio a los agricultores.

Por otra parte, el delegado de Agricultura ha pedido al Gobierno de España que defina si va a permitir una reducción de módulos fiscales del aguacate para la costa de Granada, tal y como la ha hecho en Málaga, como consecuencia de las pérdidas por la sequía. Según García Cerezo, “Salobreña y Málaga están muy cerca, y el aguacate no entiende de fronteras”.