La playa cuenta con nuevos bancos de madera gracias a lo recaudado por el Eco Rastro

Es una nueva actuación del Club Internacional de Salobreña que, gracias a esa actividad celebrada en el parque, ha conseguido generar una apacible zona de sombra en un oasis de la Playa de la Charca.

Concejal de Turismo y miembros del Club Internacional en los bancos.

El Club Internacional de Salobreña ha realizado su última actuación de mejora en el pueblo gracias a los fondos recaudados en los últimos Eco Rastros que ha organizado. Se trata de unos bancos de madera que se han construido en un oasis de la playa de la Charca, que ha quedado configurado como una acogedora zona de sombra bajo las palmeras.

Concretamente, se ha construido una plataforma y dos bancos de madera bajo esta arboleda situada en la misma arena, mientras que también se han revestido en ese material los extremos del poyete en la entrada desde el paseo, para hacerlos más confortables. La entidad, conformada por residentes extranjeros de la comarca, ha aportado 800 euros para esta obra, producto de lo recaudado en los últimos Eco Rastros que celebró. Desde principios de este año esta tarea le fue cedida a la Asociación Akasha, por lo que el Club ya no es el organizador de este evento y por tanto ya no tendrá ingresos por esa vía para seguir realizando actuaciones de este tipo.

La ex presidenta del Club Internacional y portavoz del Eco Rastro, Helen Mc Cormack, asegura que esta iniciativa ha servido para dinamizar el turismo en el pueblo, ya que atraído a personas de toda la comarca y también de otros sitios como la Axarquía malagueña.

Por su parte, el concejal de Turismo de Salobreña, Manuel Guirado, ha agradecido a los miembros de Club Internacional de Salobreña por su implicación social con el pueblo y por la puesta en marcha del mercadillo que se realiza una vez al mes.

El Eco Rastro se puso en marcha hace ocho años con la colaboración del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, y durante el tiempo en que fue gestionado por el Club Internacional todo lo recaudado por la instalación de los puestos se destinó a mejorar los equipamientos del pueblo, entre los que se cuentan la construcción de una pérgola, bancos y columpios infantiles en el parque La Fuente II, la colocación de barandillas en el parque El Postigo y en La Caleta, y otros elementos de mobiliario urbano en el Casco Antiguo o la avenida de Andalucía, mientras que también han realizado campañas de borrado de graffitis en el pueblo.