Más de 60 niños de escuelas deportivas participan en el Rally BTT Salobreña Costa Tropical

En la prueba celebrada este sábado en el circuito acondicionado en la cantera Santa Teresa de Lobres participaron alumnos de toda Granada y de otras provincias como Málaga o Murcia.

Ganadores de la prueba durante la entrega de trofeos.

El espectacular circuito acondicionado en la cantera Santa Teresa de Lobres fue escenario este sábado del I Rally para Escuelas Salobreña Costa Tropical, en el que participaron más de sesenta alumnos de distintas escuelas deportivas de ciclismo. La prueba, organizada por el Área de Deportes del Ayuntamiento de la Villa y la empresa Fun Via, que gestiona la Escuela Municipal de Ciclismo, estuvo dirigida a las categorías Promesas, Principiantes, Alevines e Infantiles.

Además de la Costa Tropical, los deportistas llegaron desde distintos puntos de la provincia de Granada como el Área Metropolitana y el Valle de Lecrín, pero también desde la localidad malagueña de Nerja e incluso desde Murcia. Todos ellos pudieron demostrar sus habilidades en una pista cerrada que contó con distintos recorridos según las categorías. Los más pequeños tuvieron que realizar un sencillo circuito de gymkhana, mientras que para los mayores la dificultad se fue incrementando, especialmente en determinados puntos del circuito donde la pendiente era más pronunciada. Su longitud total es de unos 2.000 metros, y en algunos momentos del trayecto ofrece imponentes vistas del mar, de la montaña y de Salobreña con su castillo.

Una vez finalizada la competición, el concejal de Deportes de Salobreña, Manuel Guirado, destacó la buena respuesta que tuvo, teniendo en cuenta que se trataba de la primera edición y de que hubo poco tiempo para organizarla. “Podemos darnos por satisfechos, porque es muy importante poder apoyar el deporte base y eventos de estas características que se pueden disfrutar en familia y como una jornada de convivencia con otras escuelas”, señaló el edil, y añadió que “el circuito está muy conseguido, en algunos puntos duro y en otros preparado muy al detalle”.

Y es que la iniciativa de utilizar la cantera lobreña para albergar esta prueba surgió de su propietario, Enrique Martín Rodríguez, quien desde hace tiempo viene adecuando con maquinaria propia un sector que ya está en desuso como pista deportiva. El objetivo es que se convierta en un circuito permanente abierto a quienes deseen utilizarlo, previo contacto con los responsables de la cantera. Esta instalación pretende ser el germen de un proyecto futuro para la creación de un complejo turístico-deportivo. Martín se mostró satisfecho con el funcionamiento del circuito durante la prueba, pero también abierto a sugerencias para poder mejorarlo.

Por su parte, el responsable de Fun Via, Joaquín Sánchez, destacó que tras muchas horas de trabajo para adecuarlo el circuito superó “la prueba de fuego” y “los niños han disfrutado, les encantó, y en la competición se lo han pasado muy bien y los padres muy contentos”. Asimismo, aseveró que la pista se seguirá utilizando a lo largo del año por los alumnos de la Escuela Municipal de Ciclismo “como sitio de entrenamiento y de competición, y también se harán otro tipo de actividades como descenso”.

La gymkhana no tuvo carácter competitivo, mientras que en la categoría Promesas el ganador masculino fue David Martín, seguido de Pablo Guerrero, e Isabel Armada fue la vencedora entre las féminas. En Principiantes se impuso Rodrigo Bustillo, seguido de Francisco López y Andrés Rodríguez; y el podio femenino estuvo formado por Laura Márquez, Inés Ruiz y Paula Baena. En Alevines, el podio de varones lo integraron Juan Pedro López, Daniel Vílchez y Enrique Aneas, con Eva Narváez como ganadora entre las féminas; y en Infantil se impusieron Nicolás Bobadilla, Ignacio Valdivia y Matías García entre los niñas, y Duna Rodríguez, Isabel Rodríguez y Lucía Rojas entre las niñas.