Los usuarios de las playas con niños pequeños podrán disponer de las pulseras anti pérdida

Con este sistema los menores extraviados podrán ser localizados rápidamente. Además este año se ha llegado a un acuerdo con tres empresas para la aportación de materiales para los socorristas.

Material donado a los socorristas de la playa.

Tal y como viene ocurriendo en los últimos veranos, los usuarios de las playas de Salobreña que tienen niños pequeños pueden estar más tranquilos en relación a su seguridad, gracias a las pulseras identificativas que se reparten gratuitamente para que se apunten los datos del menor en caso de pérdida. Estos artículos han sido donados una vez más por una empresa local, a la que se suman otras entidades que han aportado otros materiales para un mejor desempeño de la labor de los socorristas.

La iniciativa de repartir las pulseras anti pérdida vuelve a correr por cuenta del Ayuntamiento de Salobreña y la ferretería Neptuno, que ponen a disposición unas 2.000 pulseras que se pueden conseguir en seis puntos diferentes de la localidad: los cuatro puestos de vigilancia de playas, la propia ferretería situada en la avenida del Mediterráneo y la tienda de souvenirs de Paquito Franco en el paseo marítimo.

Ante la buena acogida de esta idea los últimos veranos, se ha decidido repetir. Se trata de un simple procedimiento por el que los padres pueden recoger la pulsera en estos puntos, apuntar el nombre del niño y el teléfono en el espacio destinado a ello, y colocársela. Las pulseras son autoadhesivas y también impermeables, por lo que admiten el baño sin ningún inconveniente.

En veranos anteriores estas pulseras han servido para que, con la intervención de los vigilantes de playa, se haya localizado a varios niños que se habían extraviado. Este personal se dedica además a informar a los usuarios de las playas sobre la función y la forma de uso de la pulsera.

En cuanto al resto del material, la empresa Synergia Sport, organizadora del Campus de Tecnificación de Fútbol de Salobreña y de otras actividades deportivas, ha aportado una veintena de sombrillas para facilitar la labor de los socorristas y que puedan estar resguardados frente al sol. Finalmente, la estética Carmen Martín ha aportado otros materiales como aletas, unos quince silbatos y otras herramientas para su utilización por parte de los vigilantes.

La cesión de todos estos elementos es a coste cero para el Ayuntamiento, mientras que las empresas colaboradoras se benefician a través de la publicidad impresa en todos ellos.