Los policías locales del SIPLG y SIP-AN no harán horas extras en Semana Santa

Esta medida de protesta se lleva a cabo por no haberse convocado una reunión con el Ayuntamiento para tratar el protocolo de regulación de turnos extraordinarios.

Vehículo de la Policía Local.

El SIPLG y el SIP-AN de la Policía Local de Salobreña han respondido a las últimas declaraciones realizadas sobre su situación por la alcaldesa María Eugenia Rufino, y han criticado que haya tachado de simples “disputas de patio de colegio” la situación de la Jefatura de la Villa. Como medida de protesta, los agentes adscritos a estos sindicatos no realizarán horas extraordinarias durante la Semana Santa.

En un nuevo comunicado firmado por los representantes de estas dos centrales sindicales, Rafael Alors y Pedro Muñoz, quienes afirman representar al 80% de la plantilla, reprochan que se tilde de esa manera a temas como haber propuesto “hace meses” un protocolo para llevar a cabo las horas extraordinarias para que su reparto se haga de una manera transparente, justa y equitativa para todos los trabajadores. Lo mismo respecto a la creación del grupo de Violencia de Género (VIOGEN), sin que la selección de sus miembros se haga mediante un proceso selectivo transparente, beneficiando a los agentes que pertenecen al sindicato CSIF, representante del restante 20 por ciento de la plantilla.

También critican que se haya calificado como “disputa de patio de colegio” que desde la Jefatura, siendo la alcaldesa máxima responsable de la Policía, se lance un comunicado de prensa “mintiendo al pueblo de Salobreña”, según el cual para la Nochevieja pasada la Policía Local había preparado un dispositivo especial para la prevención de ingesta de alcohol por parte de menores, control de botellones y fiestas no autorizadas, cuando no había patrulla de servicio en la población.

Otras críticas se centran en la falta de un programa informático adecuado para la gestión del trabajo del Cuerpo de Policía, utilizándose programas “piratas”; que los funcionarios tengan que utilizar sus teléfonos móviles privados para realizar su labor porque los equipos de transmisiones no funcionan; que se pongan “trabas” a la colaboración con la Guardia Civil; o que no se celebre con celeridad la reunión solicitada con la alcaldesa para dar una solución al protocolo para regular los turnos extraordinarios antes de la Semana Santa, emplazándolos a hacerlo después de estas fechas.

Por todo ello, estos funcionarios de Policía consideran que lo que está ocurriendo es algo muy serio y afirman no estar dispuestos a realizar turnos extraordinarios hasta que no se regule ese protocolo, entendiendo que va a ser difícil el poder garantizar la seguridad de los salobreñeros así como de las personas que visiten el municipio en esta Semana Santa.