Las obras obligan a cortar durante unos meses la calle Bonifacio Caro de Lobres

Se venían realizando cortes intermitentes, pero el tipo de trabajos que quedan por delante obligan a la interrupción permanente de la circulación, aunque se mantiene el acceso a viviendas y cocheras.

Imagen de archivo en la que alcaldesa y el presidente de Mancomunidad supervisan las obras.

Con motivo de las obras de ampliación de la calle Bonifacio Caro de Lobres, se ha cortado el tráfico de esta vía en su totalidad por un periodo de aproximadamente dos meses, que casi coincide con lo que resta para finalizar la actuación. Hasta el momento se venían realizando cortes intermitentes, pero el tipo de trabajos que quedan por delante obligan a la interrupción permanente de la circulación, si bien se mantiene el acceso de los vecinos a viviendas y cocheras.

A lo largo de casi toda la vía rodada se ha iniciado el levantamiento del antiguo asfaltado para la colocación de las tuberías para los diferentes servicios. El corte tiene lugar desde el cruce de la calle Bonifacio Caro con el paseo San Agustín, hasta la intersección de esa vía con calle Nueva, junto a la Iglesia.

Como vías alternativas a esta calle, se ha señalizado el desvío del tráfico por el paseo San Agustín, para poder acceder a la zona céntrica a través de la calle Nueva. Otra alternativa de ingreso a la localidad es por el camino de Santa Ana, en el entorno de la fábrica.

La concejal delegada de Lobres, Ana Mingorance, ha pedido disculpas a la ciudadanía por las molestias, aunque destaca que son necesarias de cara a las importantes mejoras que tendrá la vía.

Se estima que la obra finalizará en su conjunto en unos dos meses y medio, y según las previsiones este corte de tráfico permanente durará dos meses. No obstante, explica la edil, “se intentará agilizarlo al máximo posible”. Por otra parte, ha pedido la colaboración a los vecinos de la calle que tengan que retirar vallas para acceder a sus cocheras, a que las vuelvan a colocar en su lugar para evitar inconvenientes y situaciones de peligro.

Las rehabilitación de la calle Bonifacio Caro, principal vía de acceso a Lobres, permitirá la mejora, modernización y adaptación de las redes de saneamiento y abastecimiento, la incorporación de una red de pluviales y el ensanche de la vía, que en algunos tramos ampliará su anchura de 4 a 8 metros, incluidas las aceras y protecciones. La obra tiene un presupuesto de 190.000 euros, financiados a través del canon de mejora de la Mancomunidad de Municipios.