La Semana Santa deja muy buen sabor de boca a nivel turístico en Salobreña

La ocupación en la Costa de Granada rozó el lleno entre el jueves y el domingo, con más de un 80 por ciento en los días previos. Los datos superan a los del año pasado.

Playa de La Guardia ayer domingo. // José González.

La Semana Santa no pudo ser mejor para la Costa Tropical en materia de ocupación hotelera, ya que si el año pasado los datos habían sido muy buenos, este año se han superado. Los establecimientos de mayor categoría han estado casi al completo en durante los días festivos, aunque los días previos también arrojaron datos muy positivos.

Según la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, entre el Jueves Santo y el Domingo la ocupación rozó   el lleno técnico en los alojamientos de tres y cuatro estrellas, que han tuvieron “muy pocas habitaciones vacías”. Unos datos similares a los de la Semana Santa pasada, cuando la ocupación también coqueteó con el lleno absoluto.

Pero el dato más favorable viene dado por los días previos, entre el Lunes y el Miércoles Santo, con establecimientos que estuvieron al 80 por ciento de ocupación, superando en diez puntos los números de 2016 para esos días.

En este extenso puente domina el turismo nacional, especialmente de cercanías, ya que la mayoría de los visitantes llegan desde la misma Granada, Jaén o Madrid. Pero también es elevado el nivel de extranjeros, ya que algunos hoteles trabajan aún con esta operativa, como lo vienen haciendo desde el inicio de la temporada baja. Aunque ayer ya bajó notablemente la presencia de visitantes, muchos establecimientos mantuvieron incluso anoche un buen nivel de ocupación, ya que en algunas comunidades autónomas de España hoy también es día festivo.

Los datos cosechados en Salobreña vienen a confirmar esta tendencia registrada a nivel de toda la Costa, ya que entre el lunes y el miércoles la ocupación se situó en torno al 85 por ciento, y entre el jueves y el domingo en el 97,5. Los datos han sido recabados por la Oficina de Turismo de Salobreña en todos los establecimientos del municipio, que se caracterizan por su reducido número de habitaciones, a excepción del Hotel Salobreña.

Por otra parte, en la Oficina de Turismo se atendieron durante la Semana Santa 805 personas, de las que el 54,8 por ciento (441) fueron españolas y el 45,2 por ciento (364) extranjeras. Estos datos superan en casi una tercera parte los del año pasado, cuando se atendieron 606 consultas en total, 453 de españoles y 153 de extranjeros. Además del número total, respecto a 2016 destaca el aumento del porcentaje de foráneos, pues entonces se situó solo en el 25 por ciento.

En definitiva, una Semana Santa muy positiva a nivel turístico, según explica el concejal delegado del Área en el Ayuntamiento de la Villa, Manuel Guirado. El edil destaca que este buen funcionamiento se ha notado mucho en los establecimientos de restauración, como chiringuitos, bares y restaurantes, y también en las visitas guiadas que se han programado desde el Área de Turismo, que han crecido en torno a un 20 por ciento respecto al año pasado. Se realizaron visitas al Casco Antiguo y al castillo árabe, y también paseos de senderismo y en kayac, que en total han tenido cerca de un centenar de participantes.

Los motivos de esta elevada afluencia de turistas a la Costa Tropical hay que buscarlos en varios factores. Por un lado el buen tiempo, fundamental para que los visitantes se decidan por un destino de playa en una época donde otros tipos de turismo como el de interior o el monumental son también muy demandados. Por otro, el hecho de que este año haya tenido lugar a mediados de abril, ya en plena primavera y más cerca de la temporada estival, cuando la playa atrae más. Otros elementos a tener en cuenta son el repunte del turismo que se está viviendo en España después de la crisis, así como los conflictos en otros destinos del Mediterráneo, que indirectamente terminan beneficiando a España.