la Junta está adecuando el antiguo vertedero de Lobres para convertirlo en un parque fluvial

Tiene una superficie de seis hectáreas y se sitúa junto a la rambla de Molvízar a su paso por el municipio de Salobreña. Se espera que a comienzos de marzo finalicen los trabajos.

Visita a los terrenos donde irá ubicado el parque.

La Junta de Andalucía está acometiendo obras en el antiguo vertedero de Lobres, que pretende convertirse en un futuro parque fluvial para el disfrute de los vecinos. El recinto de unas seis hectáreas ha sido sellado y cubierto con tierra, superficie en la que se están plantando más de un millar de árboles y arbustos.

El futuro parque fluvial se sitúa junto a la rambla de Molvízar a su paso por el municipio de Salobreña, a solo un kilómetro y medio de la entrada a la Villa. La actuación se puso en marcha en septiembre pasado por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y forma parte de la intervención que desde entonces se viene realizando en distintas ramblas del municipio para su acondicionamiento.

Para comienzos de marzo se espera que estén finalizados los trabajos en el antiguo vertedero, del que previamente se retiraron gran cantidad de residuos y enseres que allí se acumulaban. Actualmente se están plantando ejemplares de diversas especies como pinos, álamos, tarajes, matagallo, retama o jara. Se trata de “plantas autóctonas de la zona, que a la vez no requieren demasiado mantenimiento”, según explica Gabriel Alonso, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salobreña, quien añade que será un parque “diferente a los urbanos, ya que está alejado y permitirá desconectar”.

El edil ha visitado esta mañana los trabajos que se acometen en el futuro parque junto a la delegada territorial de Medio Ambiente en Granada, Inmaculada Oria, y el director general de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, Juan María Serrato.

Según ha explicado la delegada, estos trabajos han permitido “matar dos pájaros de un tiro”, pues por una parte han permitido acondicionar la rambla de Molvízar, donde durante muchos años se habían acumulado sedimentos que afectaban a su capacidad de evacuación. Todo el material retirado se ha utilizado para cubrir el antiguo vertedero y dar lugar a este parque.

La actuación global incluye, además de la creación de este parque, la limpieza y acondicionamiento de las ramblas de Molvízar, La Caleta, Dominguito y Barranco del Arca, todo ello con un presupuesto de unos 240.000 euros. Oria espera que con ella “todos nuestros cauces y ramblas estén en las mejores condiciones ante una avenida de aguas torrenciales”, pues señala que la costa mediterránea “se caracteriza por ciclos largos sin agua, pero cuando llueve lo hace torrencialmente”.

Por su parte, el director general de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico de la Junta de Andalucía ha cuantificado en 3,2 millones de euros la inversión realizada en la provincia de Granada en los cinco últimos años para el mantenimiento de cauces. Juan María Serrato destaca el caso de esta actuación, que “además de prevenir posibles avenidas incluye una restauración ambiental añadida”.

Aunque no ha podido acudir a esta visita, la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, se ha referido esta mañana a la actuación en el antiguo vertedero, en la que se espera a futuro conseguir fondos europeos para el sellado definitivo, si bien estos trabajos ofrecen un resultado “interesante”.

La regidora se ha referido a los temas relativos a Salobreña que se plantearon ayer en la reunión celebrada ayer en Motril entre responsables municipales de la comarca y los delegados de la Junta en Granada. Entre ellos está el del futuro centro de salud de la Villa, que se proyecta en una parcela situada al sur del parque La Fuente II. En ese sentido, ha indicado que, según los responsables autonómicos, “es una de las dos prioridades de inversión que tiene la Consejería de Salud en Granada”. Tal y como le han explicado, “en breve estarán trabajando en la adjudicación de la redacción del proyecto del nuevo centro”, un compromiso que se ha fijado para este año. María Eugenia Rufino también ha aprovechado para trasladarles nuevamente “el malestar de muchos vecinos por el funcionamiento del servicio de Urgencias”.

Según la alcaldesa, también se está trabajando en una línea de ayudas para el arreglo de caminos rurales, cuyo plazo finaliza a mediados de marzo, y para el que se ha conformado una mesa de trabajo y se está trabajando en la redacción de esos proyectos. Rufino también ha pedido celeridad al delegado de Cultura para que estudie el proyecto del TH1, que “está en la mesa de sus técnicos”, pues cuando se obtenga el visto bueno de esa administración se podrá conceder la licencia municipal para poner en marcha la obra del primer hotel.

Otros asuntos abordados en la reunión con los delegados han sido ya de alcance comarcal, como la continuidad del plan de promoción turística de la Costa Tropical, mientras que la alcaldesa de la Villa ha incidido en que este año “se renueven los planes de empleo que han permitido paliar las necesidades de muchas familias de la localidad”.