La Junta aprueba la declaración de Conjunto Histórico para el Casco Antiguo

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el decreto que inscribe este enclave en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Conjunto Histórico.

Plaza del Museo Histórico de Salobreña, en el Casco Antiguo.

El sector que se protege como conjunto histórico coincide prácticamente con el trazado de la muralla que rodeaba el promontorio que constituye el pueblo y cuyos límites no fueron sobrepasados hasta la expansión urbana de mediados del siglo XIX por la llanura circundante. Se incluye así la cima donde se sitúa el castillo, toda la zona intramuros, parte de los arrabales y también el Tajo de Salobreña como elemento esencial de la imagen de la ciudad.

Además de este casco histórico, el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno establece también una protección adicional en su entorno con el fin de preservar las perspectivas visuales del conjunto y su imagen característica.

La imagen más representativa es el Castillo. De sus murallas quedan algunos restos de torreones y del aljibe, situado en la actual plaza del mismo nombre.

Con la conquista cristiana se construyen edificios emblemáticos del nuevo poder político y religioso. Entre ellos, se conservan la Cárcel Real y la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Rosario, ambas del siglo XVI.

Con la expansión económica de la explotación de la caña de azúcar, en el XIX, la trama urbana supera los límites de la muralla y se construyen edificios neoclasicistas de la burguesía como la Casa Grande, la Casa del Rastro y la Casa Roja, prototipo esta última del palacete residencial unido a una factoría azucarera.

El desarrollismo inmobiliario de los últimos años del siglo XX y primeros del XXI provocó modificaciones en el conjunto histórico. No obstante, el sector central en torno a los edificios monumentales sigue conservando los rasgos arquitectónicos, urbanos y paisajísticos definitorios de Salobreña.