La Guardia volverá a restringirse al tráfico de vehículos este verano

Los automóviles solo podrán entrar al núcleo urbano para carga y descarga de enseres o personas. La alternativa de aparcamiento serán dos grandes solares a la entrada del anejo.

Calle de acceso a la playa de La Guardia.

La medida que ya se tomó el año pasado para restringir el tráfico en el anejo de La Guardia se repetirá también este verano, aunque con alguna novedad. Este año estará permitido el acceso de vehículos para carga y descarga de enseres, pero estará prohibido aparcar a todos los efectos.

La decisión de cerrar el tráfico en La Guardia se implementó el verano pasado ante la escasa cantidad de plazas de aparcamiento con que cuenta este núcleo urbano, unas 25 o 30 según el concejal delegado de La Caleta-La Guardia Gabriel Jerónimo, mientras que en verano “llegan 150 vecinos, la mayoría con dos o tres vehículos”, lo que generaba muchos inconvenientes de tráfico. La alternativa de aparcamiento serán nuevamente los dos grandes solares situados a la entrada del anejo.

Ante la resistencia de los residentes, el año pasado se estableció un sistema de tarjetas para que éstos pudieran acceder sin restricciones, pero este año no seguirán en vigor. No obstante, según el edil, muchas personas que al principio se oponían han terminado por darle la razón al Ayuntamiento.

La señalización colocada el verano pasado impedía la entrada al núcleo urbano, aunque lo que se hará este año será prohibir el estacionamiento, de forma que los vehículos puedan acceder, pero solo con fines de carga y descarga.

En definitiva, el cambio estará en la señalización, para evitar malentendidos o mensajes contradictorios. Esta medida regirá a partir del 1 de julio y se prolongará hasta el 31 de agosto, y en caso de incumplimiento se procederá a su denuncia por parte de la Policía Local.

Por otra parte, también se instalará una señalización en un sector de la playa de La Guardia, el que va desde la zona edificada hasta el muro de la fábrica azucarera, prohibiendo la instalación de senadores para que sea de uso exclusivo de sombrillas. Por tanto, estas estructuras móviles, si bien tampoco están permitidas, no serán perseguidas, aunque se solicitará que se instalen desde el final de los bloques de La Guardia en dirección al Peñón. El objetivo, según Gabriel Jerónimo, es concienciar a los usuarios de que el espacio es muy estrecho en este sector, y que la colocación de senadores ocupa gran parte de él.